El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó este miércoles las ciudades de El Paso, en Texas y Dayton, en Ohio; con la finalidad de ofrecer su apoyo a las comunidades afectadas por los trágicos tiroteos ocurridos el pasado fin de semana, en el cual perdieron la vida, al menos, unas 31 personas, junto a un lamentable saldo de heridos. Sin embargo, ante la visita de Trump, los residentes de ambas ciudades recibieron al mandatario en medio de un escenario de protestas pacíficas, demandando más atención a problemas como el control de armas y exigiendo más discreción en el discurso presidencial, en torno a los inmigrantes y el racismo.

El martes, el presidente estadounidense, realizó un llamado a la concordia a la población de El Paso y Dayton, luego de los atentados, no obstante, la población reaccionó con manifestaciones de rechazo en las calles, en las cuales cuestionaron las políticas migratorias y racistas implementadas por la actual administración gubernamental, a la cual acusan de haber incitado la ocurrencia de estas matanzas.

Antes de llegar a El Paso y Dayton, el presidente de EEUU arremetió por medio de Twitter, en contra de los demócratas pertenecientes a la izquierda radical y también a la prensa progresista, con una agresiva retórica, la cual es considerada por muchos ciudadanos como la causa principal de la división y el odio racial existente en el país.

Los manifestantes de Dayton utilizaron pancartas para expresar su descontento con los recientes tiroteos y su pesar por las víctimas fatales.

En esta localidad estadounidense un joven de, apenas 24 años de edad, y con un historial personal de acciones violentas, asesinó a 9 personas, entre las cuales se incluye su hermana, tras utilizar un fusil de asalto, tipo AR-15. Este lamentable hecho reavivó el debate en todo el país sobre la urgente necesidad de establecer un control más estricto, sobre la venta indiscriminada de armas.

En horas de la mañana de hoy, antes de volar a Texas y Ohio, el magnate mostró su interés en reforzar los controles de los antecedentes para la venta de armamento, pero expresó que no existe “apetito político” para prohibir en las comunidades los rifles de asalto.

Ciudadanos de Dayton fueron convocados a protestar la visita presidencial

Nan Whaley, alcaldesa de la ciudad de Dayton, opinó sobre las declaraciones de Trump que “sus comentarios no son de utilidad para el debate de armas”. “Y su retórica es dolorosa para muchas personas en nuestra comunidad”. Whaley agregó que saludaría al presidente Trump, pero aprovecharía la oportunidad para demostrarle “que ha sido de poca ayuda para la gente”. Por otra parte, también convocó a los 140 mil habitantes de Dayton a expresarle al mandatario que “no están contentos con que venga”.

Residentes de El Paso expresaron su rechazo a las declaraciones de Trump

Mientras, tanto El Paso se evidenciaron escenas similares de rechazo a la visita presidencial de Trump, luego de los tiroteos, que dejaron en esta localidad 22 fallecidos. Muchos residentes de esta ciudad expresaron su inconformidad con Trump, especialmente por no haber mencionado a la comunidad hispana, la cual fue el objetivo central del tiroteo ocurrido en un centro comercial, el pasado sábado en la mañana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más