El Gobierno de Estados Unidos redujo a 18 mil la cantidad de refugiados que admitirá durante el año fiscal, que se extiende desde octubre 2019 hasta septiembre 2020, lo que se convierte en la cifra más disminuida desde hace décadas y explicó que su intención es tomar decisiones que se encuentren “basadas en la realidad”.

Esta disminución es considerada como una cantidad muy inferior, en comparación con el “techo de refugiados” establecido para el año fiscal 2019, que reglamentó la admisión de 30 mil personas.

Durante los Gobiernos de Obama, entre los años 2009 y 2017, Estados Unidos abrió sus puertas a 110 mil refugiados en 2017 y a 85 mil en el año 2016; decisión que coincidió con el desplazamiento de miles de personas por el conflicto bélico en Siria.

El Departamento de Estado informó que “el centro de la política exterior del Gobierno de Trump se comprometió a tomar decisiones basadas en la realidad, y no solo en deseos, impulsando resultados óptimos, a partir de hechos concretos”.

Estados Unidos trabaja para combatir los problemas desde su fuente de origen, resolver los conflictos de Afganistán y Siria; además de fortalecer los Gobiernos de los países centroamericanos”.

Organizaciones no Gubernamentales cuestionaron la reducción del cupo de refugiados

Varias organizaciones protectoras de migrantes y refugiados reaccionaron ante el descenso del número de refugiados que recibirá EEUU en el año 2020, entre ellas American Immigration Council, institución que emitió un mensaje en Twitter que señala: “Vergonzoso…hasta hace muy poco EEUU ofrecía refugio anualmente a más personas, que todos los demás países combinados”.

A partir del arribo de Trump a la presidencia, el cupo de refugiados se redujo continuamente.

David Miliband, presidente del International Rescue Committee, dijo que “Este es un día muy triste para los Estados Unidos”. “Es un golpe nuevo para el liderazgo estadounidense, en la protección de la gente más vulnerable del mundo”. Miliband agregó que “es una decisión innecesaria y sin fundamento, que perjudica los intereses de EUA y mancilla sus valores”.

Los acuerdos migratorios de Estados Unidos

La administración gubernamental de Trump decidió reducir la ayuda hacia los países que conforman el Triángulo Norte, entre ellos Honduras, El Salvador y Guatemala; además de México; como parte de los recientes cambios en su política migratoria. El Gobierno de EEUU logró alcanzar acuerdos con los presidentes de esas naciones, con la finalidad de disminuir el número de solicitantes de asilo, que llegan a los puestos de control en la frontera sur.

En reiteradas ocasiones, autoridades han informado que endurecerán las políticas migratorias, con el objetivo de mejorar la situación de emergencia, que se registró en los puestos de control en la frontera común entre México y Estados Unidos, debido al arribo masivo de migrantes en los últimos meses.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más