El Gobierno de República Dominicana desplegó a 8 mil 500 militares para proteger su frontera, debido a las continuas protestas ocurridas en Haití en contra del presidente Jovenel Moise y su equipo gubernamental, con el propósito de evitar el ingreso de haitianos, que con el interés de huir de las condiciones de su país, intenten ingresar irregularmente a territorio dominicano.

Aun cuando los ciudadanos haitianos necesitan visa para ingresar a República Dominicana, el Gobierno de Danilo Medina anunció este nuevo refuerzo de la seguridad fronteriza.

En este sentido, Estanislao Gonell Regalado, comandante general del Ejército de la República Dominicana anunció que la frontera sería reforzada en su totalidad.

La frontera común entre República Dominicana y Haití tiene una extensión de 391 kilómetros, área en la cual se instalarán los funcionarios militares para realizar trabajos de seguridad nacional e inmigración. Esto debido a la complicada situación política que se registra actualmente en la nación haitiana y que ha motivado el desplazamiento de ciudadanos hacia tierras dominicanas, con el propósito de resguardarse, frente a los efectos de los disturbios que se han registrado en los últimos meses.

Las protestas en Haití comenzaron el pasado 7 de febrero

Haití enfrenta inestabilidad política desde el pasado 7 de febrero, lo que ha propiciado varias protestas ciudadanas en contra de Moise. Los haitianos han solicitado abiertamente la renuncia del actual mandatario, destacando su incapacidad para gobernar a esta nación caribeña. Varias de estas manifestaciones no han sido pacíficas, en algunas se han registrado destrucción y vandalismo en comercios, bloqueos de vías terrestres y barricadas. El Gobierno haitiano ha condenado estos hechos violentos y anunció que responsabilizará a quienes promuevan la violencia.

En medio del escenario de manifestaciones, los haitianos han solicitado mejoras en el servicio de combustible, especialmente en la ciudad capital de Puerto Príncipe. Se reportaron saqueos en comercios e incendios en algunos edificios, entre ellos una comisaría de la policía local, situada en la barriada Cité Soleil, desde donde se vieron forzados a huir los agentes de seguridad, antes que irrumpiera un grupo de manifestantes violentos.

Haitianos siguen solicitando la renuncia de Moise

Las autoridades informaron que miles de manifestantes marcharon hacia la residencia de Moise, en Puerto Príncipe, con el propósito de seguir presionando al mandatario a renunciar al cargo presidencial, exigiendo mejores condiciones de vida y soluciones al conflicto.

Debido a las intensas protestas, los servicios básicos han sido suspendidos, como el agua y la electricidad. Igualmente, se ha dificultado el acceso de los pobladores a alimentos y otros productos básicos.

Mientras en República Dominicana, Gonell Regalado, realizó un recorrido en la línea limítrofe fronteriza con Haití y explicó que debido a los fuertes disturbios que se registran en el país vecino, la seguridad será reforzada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más