Durante la celebración de la 74° Asamblea General de la ONU, que se celebra esta semana en Nueva York, el presidente Donald Trump agradeció al mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, su cooperación para detener la migración de indocumentados a territorio estadounidense.

El magnate declaró en la Asamblea que “quiero agradecer al presidente mexicano López Obrador por la colaboración recibida de su parte y por desplegar 27 mil efectivos militares en nuestra zona fronteriza”.

Trump afirmó que México ha demostrado respeto hacia ellos y, por este motivo, él respeta también de vuelta.

Igualmente, destacó que la inmigración ilegal es uno de los retos muy importantes para su administración, porque afecta la prosperidad, además de dividir a la sociedad y otorgar poder a “crueles carteles de criminales”.

Por otra parte, el mandatario estadounidense agregó que las naciones de origen de los inmigrantes desperdician mucho capital humano y, paralelamente, los países donde llegan son rebasados, lo cual ocasiona que los inmigrantes sufran abusos durante sus trayectos.

Trump describió algunos peligros para los migrantes

Adicionalmente, el estadounidense destacó que existen los grupos de activistas “radicales” y Organizaciones No Gubernamentales que, bajo el lema de justicia social, generan la trata de personas.

“Estos grupos alientan la inmigración legal y también exigen que se borren las fronteras. Sus políticas son injustas, crueles, malas inherentemente y otorgan poder a organizaciones de tipo delictivo, que atacan a mujeres, hombres y niños”.

Trump también señaló que actualmente su Gobierno colabora con Canadá, México, Honduras, Guatemala, El Salvador y Panamá con el objetivo de acabar con la “trata de los seres humanos” y también para garantizar la seguridad de los pueblos.

México y EUA se unieron para frenar el flujo migratorio

Una de las medidas aplicadas por el Gobierno de EUA para frenar el flujo migratorio, que se desató el pasado mes de octubre, fue la imposición arancelaria del 5% a las mercancías mexicanas, sino se le buscaba solución al problema migratorio.

A partir de este anuncio, el Gobierno de México comenzó a desarrollar planes más concretos, basados en el apoyo a muchos de los migrantes que aún permanecían en su territorio y en un despliegue militar en la frontera común.

Los aranceles anunciados por el magnate, hasta ahora, no han sido aplicados; como respuesta AMLO se defendió alegando que los problemas sociales no se resuelven con impuestos, ni a través de medidas coercitivas. En reiteradas ocasiones aseguró que no aceptaría presiones de parte de EEUU y que no quería confrontaciones con el país vecino.

Fomentó el diálogo y aceptó comenzar a desplegar militares en las zonas fronterizas, para evitar el arribo de migrantes a tierras estadounidenses.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más