Los Gobiernos de México y Estados Unidos pactaron un acuerdo llamado “Frozen”, para frenar el paso de armas ilegales a territorio mexicano por cinco cruces de la frontera norte, con la finalidad de reforzar la seguridad y evitar el uso de estos armamentos, de parte de integrantes del crimen organizado.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, SSCP, realizó la reunión del Subgrupo Binacional sobre el Tráfico de Armas, en el que participó el canciller mexicano Marcelo Ebrard y representantes del sector de seguridad nacional, entre ellos, José Rafael Ojeda, secretario de la Marina; Audomaro Martínez, director del Centro Nacional de Inteligencia; Alfonso Durazo, titular de la SSCP y Luis Rodríguez, comandante de la Guardia Nacional.

Por parte de Estados Unidos intervinieron en este encuentro, el embajador Christopher Landau, conjuntamente con representantes de los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional, la Agencia de Aduanas y de Protección Fronteriza, el Departamento de Defensa, la Agencia para el Control de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y de Explosivos, el Buró Federal de Investigaciones y la Sección de los Asuntos Antinarcóticos y de Aplicación de la Ley del Departamento de Estado.

Durante este encuentro, representantes de México informaron sobre la actual situación en las zonas fronterizas y los mecanismos utilizados para atender el flujo de armamento en las aduanas marítimas, aéreas y terrestres. Mientras, los representantes estadounidenses reafirmaron el compromiso de su país para detener, de manera firme, el tráfico ilegal de armas que opera de forma transnacional, al igual, que reiteraron su interés en la ejecución de planes de acción conjuntos y maximizar resultados positivos, por medio de labores de inteligencia.

México y EUA reforzarán planes de acción para control de armas

Christopher Landau, embajador de EEUU en México dijo que “existe voluntad política para enfrentar ese reto compartido”. Mientras, la SSCP emitió un comunicado en el que señala que los asistentes se reunirán cada 15 días; además se desburocratizarán las respuestas oficiales institucionales, se sellarán las fronteras y cada país actuará desde sus responsabilidades, en un ámbito soberano.

Cinco regiones fronterizas tendrán más controles

La estrategia para el control del tráfico ilegal de armas entre México y EEUU se aplicará con mayor intensidad en cinco cruces fronterizos, entre ellos: San Diego - Tijuana; Laredo - Nuevo Laredo; El Paso - Ciudad Juárez; Browsville - Matamoros y McAllen - Reynosa.

Los controles se establecerán con la intención de reducir las cifras relacionadas con el tráfico ilegal de armas, debido a los reportes emitidos por la SSCP que señalan que anualmente se trafican más de 200 mil armas de fuego, desde Estados Unidos hasta territorio mexicano, estadísticas que revelan la urgente necesidad de establecer controles más estrictos entre ambas naciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más