La administración gubernamental de Trump prepara solicitudes en algunas cortes, con la finalidad de iniciar la adquisición de terrenos privados para la construcción del muro fronterizo, las cuales comenzaron a tramitarse esta semana, sin confirmar la cantidad de dinero que recibirán los beneficiarios de estas tierras.

El asesor presidencial, Jared Kushner, quien es también yerno de Trump, comenzó este semana la organización de reuniones con funcionarios administrativos y militares en la Casa Blanca, en las cuales se acordarán aspectos relacionados con los mecanismos de adquisición de estos terrenos, situados en la frontera sur con México.

En estas reuniones de trabajo se tiene prevista la participación de Todd Semonite, comandante general del Cuerpo de Ingenieros perteneciente al Ejército, junto a Robert Salesses y Kenneth Rapuano, secretarios de Defensa para la Seguridad Nacional.

Trump endurece las políticas migratorias de su Gobierno

Desde sus inicios, el Gobierno de Trump ha mostrado especial interés en aplicar nuevas y más estrictas políticas migratorias, con la finalidad de controlar el flujo masivo de solicitantes de asilo y el ingreso de indocumentados a su territorio.

La expropiación de tierras cercanas a las áreas donde se construirá el muro fronterizo, forma parte del interés de Trump de detener el flujo de migrantes ilegales.

Voceros de los departamentos de Justicia y Defensa comenzarán a informar a los propietarios de estos terrenos, que ingresarán a estas áreas para evaluar las propiedades, realizar pruebas de suelos y análisis topográficos. Con este objetivo, ya comenzó la elaboración de las cartas y comunicaciones escritas que se dirigirán a los dueños de estas tierras. Sin embargo, está claro que el Gobierno acordará una cantidad de dinero, antes de la confiscación de las tierras.

Los propietarios de terrenos recibirán pagos gubernamentales por las confiscaciones

Ricky Garza, abogado del Proyecto de los Derechos Civiles del estado de Texas, dijo que en anteriores oportunidades, estos pagos gubernamentales a los dueños de los terrenos se han realizado, sin embargo, las cantidades de dinero canceladas son muy bajas.

La situación en la frontera en el estado de Texas ha sido considerada por el Gobierno de EEUU como una “emergencia nacional”. Esta problemática ha sido planteada por representantes del Gobierno de Trump en el Congreso, y ha recibido respaldo, a través de la aprobación de recursos económicos para la construcción del controversial muro fronterizo.

Garza agregó que, al menos, mil propietarios en Texas poseen terrenos situados en áreas cercanas al muro fronterizo. Agregó que en este estado, la mayoría de los terrenos situados a lo largo de la zona fronteriza son privados y han sido transmitidos por generaciones de familias, durante muchos años.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más