El Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá, T-MEC está próximo a concretarse, a partir de la aprobación esta semana de la versión final en la Ciudad de México, el cual surge en medio de un agitado ambiente en Washington, debido al juicio político que se le realiza al presidente Donald Trump.

El T-MEC sustituirá al antiguo Tratado de Comercio de América del Norte, TLCAN, en cumplimiento desde el año 1994 y que demandaba cambios y actualizaciones, debido a las transformaciones que también han ocurrido en las economías de los países norteamericanos, durante los últimos 25 años.

El anuncio de este acuerdo se realizó en octubre de 2018 por los Gobiernos de estas naciones norteamericanas, pero esta semana alcanzó su revisión final, de parte de partido demócrata, paso que garantiza su aprobación en el Congreso de EEUU.

Al respecto, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, anunció su visto bueno, tras acordar varios cambios y ajustes al pacto con la Casa Blanca, de acuerdo a los requerimientos realizados por los Gobierno de las tres naciones.

El T-MEC mejorará en muchos aspectos al TLCAN aprobado en 1994

Pelosi declaró que “no hay dudas, este acuerdo es mucho mejor en comparación con el TLCAN, pero ahora es infinitamente mucho mejor, que la propuesta inicial realizada por el Gobierno de EEUU”. El nuevo T-MEC aviva a las esperanzas de numerosos sectores económicos, especialmente en relación al entorno laboral en Norteamérica, que demanda importantes mejoras para ayudar a las familias a elevar sus condiciones de vida.

Los demócratas, quienes actualmente tienen el control de la Cámara de Representantes, anhelaban lograr modificaciones para el fortalecimiento de las normas laborales y de protección ambiental, al igual que asegurar una mayor flexibilidad, en torno a las reglas que rigen los precios de los medicamentos.

Durante el mediodía del martes de esta semana, se reunieron en la Ciudad de México Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior de EUA; la primera ministra de Canadá, Chrystia Freeland y Jesús Seade, sub secretario mexicano para América del Norte, para la firma de la versión final del T-MEC.

Durante este acto, los representantes de las tres naciones tuvieron como testigo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y Jared Kushner, asesor político y yerno de Trump.

La aprobación definitiva del T-MEC podría ocurrir en enero

Aunque se había anunciado que posiblemente el T-MEC sea aprobado antes de Navidad y del receso vacacional decembrino, Mitch McConnell, dijo que no cree que esto suceda en diciembre, por lo cual se espera que la Cámara lo considere durante el próximo mes de enero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!