El Instituto Nacional de Migración, INM suspendió, a partir de este martes, el ingreso de representantes de ONG de derechos humanos, en las cuales se encuentran centenares de migrantes centroamericanos detenidos, tras formar parte de las multitudinarias caravanas, que se dirigían hacia Estados Unidos y Canadá.

El INM restringió el paso de activistas de los derechos humanos, debido al fuerte incremento de solicitantes de asilo que se registró en enero, con motivo de la llegada de una nueva caravana, conformada por, al menos, 800 migrantes que cruzaron la frontera sur, pese a la represión ejercida por la Guardia Nacional de México.

Las estaciones migratorias del sur del país ya se encontraban colapsadas de migrantes solicitando asilo político, y ahora con el arribo de este nuevo grupo de migrantes se han saturado mucho más. La elevada cantidad de centroamericanos implica fuertes presiones laborales para los empleados del INM, que trabajan en estos refugios temporales.

La prohibición del ingreso de las ONG de derechos humanos a los refugios representa un duro golpe para los centenares de migrantes que se encuentran hacinados en estos albergues desde hace meses, esperando por respuestas de parte de las autoridades de inmigración mexicana, para determinar si pueden continuar su viaje a Estados Unidos, o sí serán legalizados para trabajar en México.

Muchas veces, los migrantes son regresados a sus naciones de origen, con asistencia gubernamental.

Hacinamiento en las estaciones migratorias al sur de México

En reiteradas oportunidades, representantes de las ONG de derechos humanos han denunciado las precarias condiciones de las estaciones migratorias mexicanas. Algunos inmigrantes ya tienen un año viviendo en estos refugios y se han denunciado casos de violación de los derechos humanos, porque allí conviven muchos inmigrantes en pésimas condiciones de amontonamiento.

Salvador La Cruz, representante del Centro de Derechos Humanos “Fray Matías” dijo que la prohibición de entrada de los activistas es “algo insólito”. “Estamos frente a una circunstancia de mucha estupefacción”. La Cruz considera que prohibir el acceso de miembros de la ONG no es válido y mucho menos alegando causas logísticas. Esto evita el monitoreo de la sociedad civil, el cual se realiza para supervisar que todos los migrantes, que allí se encuentran recluidos estén en las mejores condiciones.

En las estaciones migratorias hay bebés, niños, mujeres y ancianos.

ONG denunciarán prohibición del ingreso de activistas de derechos humanos a los refugios migratorios

Por su parte, la organización de derechos humanos “Voces Centroamericanas” manifestó igualmente su descontento ante esta decisión del INM, porque deja desamparados a los migrantes que viven en las estaciones migratorias. Esta institución está a la espera de que pronto se anuncien las fechas que fueron prometidas por el INM, para devolver todos los permisos de ingreso a los refugios.

Las ONG tiene planificada una acción conjunta para denunciar ante instancias internacionales, la medida aplicada por el Gobierno de López Obrador, por considerarla inhumana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!