El destino de una gigantesca cervecería estadounidense en construcción en las tierras fronterizas resecas de México, se someterá a votación este fin de semana, en un intento de democracia directa y participativa, por parte del presidente populista, Andrés Manuel López Obrador.

La cervecería en Mexicali ha provocado controversia, en una región donde la crisis climática ya ha causado sequías, y donde los agricultores y los residentes han tomado la excepción de una empresa estadounidense, Constellation Brands, que extrae agua para producir cerveza para la exportación. Pero la votación sobre su construcción, que se realizará el sábado y el domingo, ha generado cuestionamientos de ambos lados de la fila y ha perturbado a los críticos del presidente, López Obrador.

El presidente mexicano dijo que tales plebiscitos aseguran que "la gente tenga la última palabra". Pero los críticos dicen que el proceso se establece habitualmente, para inducir los resultados preferidos de López Obrador.

"Hay un simbolismo en esto: AMLO sabe lo que la mayoría piensa, o lo que supuestamente cree la mayoría", dijo Aldo Muñoz Armenta, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma del Estado de México. "Cuando quiere que el proyecto tenga éxito, la consulta da peso a su decisión y movilizará su base para que se haga realidad".

El presidente dio a conocer - por primera vez - el plan para celebrar plebiscitos regulares, durante la transición presidencial en 2018. Inicialmente presentó una serie de 10 proyectos a votos nacionales, que van desde una refinería, hasta ferrocarriles y plantación masiva de árboles.

No fue sorpresa para nadie que, todos fueron aprobados con aproximadamente el 90% de aprobación y apenas el 1% de la población participó.

Lo más controvertido fue que AMLO realizó una consulta sobre el futuro de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, que ya estaba aproximadamente un tercio completo y los votantes se alinearon con sus deseos de terminar el proyecto.

Todas las consultas ciudadanas de AMLO no han sido positivas para el país

Otra votación, en febrero de 2019, aprobó un gasoducto en el estado de Morelos, a pesar de la fuerte oposición local. El defensor indígena, Samir Flores Soberanes, quien dirigió la campaña contra el proyecto y una planta eléctrica a gas, fue asesinado en los días previos a la votación, lo que llevó a AMLO a afirmar que el asesinato, aunque lamentable, se había llevado a cabo para socavar el votar.

Alfonso Cortez Lara, experto en agua del Colegio de la Frontera Norte, dijo: "Ninguna de las dos partes aceptará los resultados, que no son vinculantes".

La comunidad de Mexicali podría padecer la falta de agua si se construye la planta cervecera

Dijo que una postura más productiva sería que el Gobierno estatal y la Comisión Nacional del Agua acepten las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, que encontró que el proyecto "viola el derecho humano al agua".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!