La Asociación Brasileña de Prensa (ABI), anunció hoy que denunciará al presidente de su país, Jair Bolsonaro, ante la suprema corte de justicia, pues lo acusan de poner en riesgo la vida de las asistentes del gremio en la que el presidente confirmaría la noticia de su prueba positiva con el nuevo virus SARS covid-19, toda vez que el mandatario se quitase la lo mascarilla que protegía el rostro, convirtiéndose en un riesgo potencial para los ahí presentes.

Los hechos sucedieron el día de ayer en Sao Paulo, Brasil, cuando una vez dada la noticia que confirmaba los rumores de que en efecto el líder de Estado carioca estaba infectado de coronavirus, se desprendiera de la mascarilla, además de haber roto el aislamiento que el protocolo de infectados dicta, se debe guardar.

Actos criminales

La presa amazónica ha externado su malestar en medios narrando lo sucedido al mismo tiempo que alegan que el presidente de Brasil sigue afectado a su país de una forma, crimina, dijeron. Es de resaltar que Brasil es el segundo país con más afectado por la pandemia del Covid-19, solo debajo de Estados Unidos que rebasa los tres millones de infectados.

En la misma rueda de prensa, el mandatario minimizó la importancia del contagio diciendo que estaba bien y que lo que tenía no era sino una “gripita”. Al mismo tiempo, en redes circula un video en el cual el señor Bolsonaro dice que se está tratando con hidroxicloroquina, al mismo tiempo que traga la que en teoría sería su tercera tableta. La hidroxicloroquina es un controvertido medicamento de opinión dividida cuyo tratamiento y efectividad contra la Covid-19, no ha sido comprobada.

Atentado contra la salud pública

No es la primera vez que un evento por el estilo sucede, pues en México, por ejemplo, otro de los países más castigados por la pandemia, un funcionario de Oaxaca hizo lo propio con médicos y pacientes luego de recibir la noticia también de ser portador del virus.

Es de resaltar que, en medio de esta pandemia, cualquier acto deliberado que ponga en riesgo la vida de la ciudadanía, particularmente si se es portador del virus, constituye un delito en contra de la Salud pública.

En días recientes, en España, un joven también portador, rompió la cuarentena para asistir a una despedida de soltero. Ante lo sucedido, el Gobierno local decidió levantar cargos contra el responsable y darle aislamiento obligatorio vigilado.

No es la primera vez que Jair Bolsonaro se ve amenazado por la justicia de su país, hace unos meses, ante la persistencia, no solo de participar en mítines y manifestaciones sino de saludar y dar abrazos a sus simpatizantes en los mismo, fue la suprema corte de justicia quien le ordenó el uso de la mascarilla.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!