El mayor escándalo de todos los tiempos en el medio de la política lo vive ahora México. Y es que ha salido a la luz 'La estafa maestra'. Muchos nombres suenan detrás de esta estafa, encabezada por el ex presidente Enrique Peña Nieto, sus colaboradores más cercanos como el ex canciller Luis Videgaray Caso, que recientemente negó los señalamientos de los abogados de Rosario Robles que lo involucran como responsable de girar instrucciones para desviar recursos públicos a las campañas electorales del PRI durante el sexenio pasado.

Desvío de fondos para financiar campañas del PRI

Es precisamente a aquel llamado Rey Midas, Juan Carlos Limón García a quien mencionan como el cerebro detrás de las existosas campañas para que Enrique Peña Nieto se alzara como presidente de México en el año 2012, además es reconocido por llevar a la cumbre de la gubernatura a 10 políticos del PRI lo que lo posicionó como el consultor político con mayor éxito de todos.

Pero por tener esos logros, tuvo una muy buena paga por lo que ahora se le involucra como uno de los beneficiarios de La estafa Maestra, pues se dice que recibió casi 65 millones de pesos de recursos públicos desviados entre 2013 y 2016.

El famoso medio, Animal Político confirmó que esa cantidad de dinero terminó en ByPower (con la razón social Consulta y Estrategia Política S. A. de C. V.) y Limón Publicistas S. A. de C. V., estas dos empresas pertenecen al 'Rey Midas', gracias a los convenios que se hicieron entre la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, cuando era encabezada por Rosario Robles, y la Secretaría de Educación Pública, cuando se encontraba al frente Emilio Chuayffet con tres televisoras y dos universidades públicas para 'supuestos servicios'.

Emilio Zebadúa declaró que todo el dinero que se desvió fue utilizado para hacer la publicidad a las campañas del PRI

Y fue precisamente Emilio Zebadúa, colaborador de Rosario Robles quien mencionó el nombre de ByPower, aunque prefirió omitir a la SEP y la cantidad de dinero. Pero explicó que todo el dinero que se desvió fue utilizado para hacer la publicidad para Peña Nieto antes y después de ser presidente y para Miguel Ángel Osorio Chong y Rosario Robles, respectivamente, rumbo a la candidatura presidencial de 2018.

Según Zebadúa, y debido a que no existe presupuesto asignado para la publicidad individual, todos los involucrados encontraron, a través de los desvíos, la manera de utilizar los recursos públicos para hacer publicidad personal sin que de esto quedaran registros.

La forma de hacer funcionar esto fue que, a través de dependencias del Gobierno del ex presidente Peña se llevaron a cabo convenios con universidades y televisoras públicas para supuestos servicios –evadiendo así llevar a cabo licitaciones, como se hace de manera legal–, pero estos subcontrataron a empresas que no existían o eran ilegales,por lo que el dinero público finalmente desaparecía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!