Un programa de 6 millones de dólares fue anunciado este martes en el condado de Nassau, situado en el estado de Nueva York, el cual brindará alivio económico en el pago del alquiler a los residentes de esta región de EEUU que enfrentan dificultades económicas relacionadas con la pandemia de coronavirus, al proporcionar pagos directos a los propietarios para cubrir hasta tres meses de alquiler atrasado.

La ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, anunció la ejecución de alquiler de alivio COVID-19. Con las subvenciones federales de emergencia, el condado proporcionará apoyo hasta 900 inquilinos que puedan demostrar la pérdida de salarios con asistencia de hasta 3.700 dólares mensuales, durante tres meses consecutivos de alquiler impago durante el período del confinamiento que comenzó en el pasado mes de abril.

"Esperamos que este alivio del alquiler minimice la carga significativa y el estrés que muchas de nuestras familias y propietarios están enfrentando en este momento", dijo la ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, al anunciar el programa, frente al edificio del condado en Mineola.

Requisitos para solicitar la ayuda para el pago del alquiler

Los ingresos de los inquilinos que recibirán este beneficio deben ser iguales o inferiores al 80% del ingreso medio del área, y deben haber tenido un contrato de arrendamiento en vigencia antes de que comenzara la pandemia durante el mes de marzo, explicó Curran.

Alrededor del 20% de los residentes del condado de Nassau son inquilinos, según datos recientes del censo de EEUU. Mientras, el ingreso medio en Nassau es de unos 116.000 dólares anuales.

La recepción de solicitudes de ayuda para el pago del alquiler comenzará el 6 de enero

El subsidio económico para el alivio del alquiler se administrará a través de la Corporación de Desarrollo Comunitario de Long Island, una organización sin fines de lucro de viviendas asequibles con sede en Centereach. El período de solicitud comenzará el próximo 6 de enero.

"Si bien no alivia todos los desafíos que enfrentan muchos de los hogares, creemos que comenzará a reducir la carga financiera y la carga psicológica que enfrentan muchas familias", dijo Gwen O'Shea, presidente y director ejecutivo de la Community Development Corporation of Long Island, CDCLI.

O'Shea explicó que que "la necesidad supera con creces los recursos que están disponibles actualmente y el condado de Nassau es uno de los lugares más caros para vivir en este país".

Agregó que habrá una línea directa con miembros del personal que hablen inglés, español y creole para los residentes que tengan preguntas sobre el programa de asistencia para el alquiler.

La pandemia de coronavirus dejó a muchos estadounidenses sin empleo estable en el estado de Nueva York y debilitó el ingreso económico mensual de muchas familias, por lo cual muchos debieron entregar casas o apartamentos alquilados, tras perder la capacidad de pago de la renta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!