El ensayo de la toma de posesión de la presidencia de Joe Biden, como nuevo mandatario estadounidense, fue interrumpido, debido a un incendio que se generó en un campamento de personas desamparadas, el cual está ubicado en las cercanías del Capitolio, en Washington.

Los actos oficiales de la toma de posesión están previstos a realizarse el próximo miércoles, 20 de enero, pese a los graves problemas que confrontó la Casa Blanca, tras los violentos ataques el pasado 6 de enero, que dejaron víctimas morales, heridos y algunos daños materiales.

Sin embargo, el clima de tensión persiste en Washington y ahora debido al incendio en el campamento, fueron desalojados las personas que participaban en el ensayo, además de una banda militar.

Todos fueron trasladados como medida preventiva a un edificio cercano, situado dentro del complejo legislativo.

Algunas personas que fueron testigos del incendio registrado hoy en Washington, dijeron que agentes policiales comenzaron las acciones de resguardo a la población cercana mientras gritaban: ‘¡Esto no es un simulacro!”.

A varias cuadras desde la Casa Blanca estalló el incendio, mientras las personas que participaban en el ensayo de la toma de posesión, prevista para el miércoles de esta semana, fueron evacuadas como una medida de prevención urgente; tal como informaron fuentes policíacas a AP.

Al momento de ocurrir la alarma, tras el incendio, el presidente electo, Joe Biden, no se encontraba en el lugar, sin embargo, el hecho evidencia que pese a los esfuerzos de resguardo a la población que se han desplegado en Washington desde el pasado 6 de enero, persiste un clima de tensión en torno al inicio del nuevo período presidencial y, tras la inminente salida del Gobierno de Donald Trump.

El incendio no fue una amenaza grave para el público

Agentes policiales dijeron en Washington que el incendio no ocasionó amenazas graves o peligro para el público, además el incendio tampoco implicó riesgos para el ensayo de la ceremonia de la toma de posesión del presidente electo.

Adicionalmente, la toma de posesión se realizará el próximo miércoles 20 de enero, tal como se había previsto y a pesar de los controversiales problemas que actualmente está enfrentando la Casa Blanca, tras los recientes ataques violentos organizados por un numeroso grupo de simpatizantes del presidente republicano.

Como medida de precaución, la zona situada frente al Capitolio permanece cerrada al público, desde los feroces ataques, que ocasionaron cinco víctimas mortales, entre ellos dos funcionarios de seguridad.

Redoblarán seguridad durante la toma de posesión de Biden

Por otra parte, se han redoblado las medidas de seguridad para la ceremonia de toma de posesión de Biden, después de los intensos ataques que dejaron a varias personas heridas, daños materiales y efectos negativos en la imagen de la Casa Blanca.

Los demócratas han calificado estos disturbios incitados por Trump como ataque al sistema democrático de Estados Unidos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!