La Cámara de Representantes del Congreso estadounidense votó anoche para aprobar una resolución que solicita la destitución del presidente Trump de su cargo, mediante la Enmienda 25, como resultado de los ataques violentos al Capitolio registrados el pasado 6 de enero.

Jamie Raskin, representante demócrata de Maryland, presentó esta resolución y solicitó a Pence el uso inmediato de sus poderes, tomando en cuenta la sección 4 de la Enmienda N° 25 para la convocatoria y movilización de los principales funcionarios pertenecientes a los Departamentos Ejecutivos del gabinete. Raskin considera como “una situación obvia para un país que se encuentra horrorizado, porque el presidente no está en condiciones de cumplir con éxito las funciones de su cargo”.

Pence rechazó la invocación de la Enmienda N° 25

Por su parte, el vicepresidente Pence, rechazó el llamado realizado para invocar la Enmienda 25, a través de una carta emitida a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el pasado martes.

En un Capitolio fuertemente fortificado, los legisladores permanecieron escoltados por guardias armados hasta la media noche, mientras debatían esta solicitud. Finalmente la votación quedó en 223 contra 205 para exigir al vicepresidente que declare a Donald Trump, como “incapaz de ejecutar las funciones correspondientes a su cargo”.

Esta resolución representa una reprimenda simbólica para el mandatario estadounidense, tras la reacción indignada de los legisladores por los violentos ataques al Capitolio de parte de los simpatizantes del republicano, que tenían como objetivo desconocer los resultados de las recientes elecciones; informó CNN.

Legisladores buscan más mecanismos para destituir a Trump

Como resultado de los fuertes ataques al Capitolio estadounidense, los demócratas de la Cámara de Representantes buscan un segundo juicio político para Trump, los cuales consideran que incitó después de afirmar en reiteradas ocasiones que le habían robado las elecciones y solicitar a sus seguidores que lo respaldaran y lucharan contra un resultado que el magnate considera fraudulento.

Para este miércoles, los legisladores demócratas de la Cámara de Representantes votarán para acusar a Trump de un segundo juicio político, justamente después de una semana de los fuertes disturbios en la Casa Blanca, que dejaron cinco víctimas morales, heridos y daños materiales.

Los demócratas tienen como propósito acusar el magnate de “incitación a la insurrección”, un cargo que ha logrado el respaldo de cuatro legisladores republicanos: Liz Cheney, congresista de Wyoming; Adam Kizinger, congresista del estado de Illinois; Fred Upton, congresista por Michigan y John Katko, congresista del estado de Nueva York.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!