La Cámara de Representantes del Congreso estadounidense aprobó con 231 votos a favor el proceso para la realización de un nuevo juicio político en contra del presidente Donald Trump, por su participación en la violencia ocasionada por sus seguidores el 6 de enero en el Capitolio, cuando el Congreso ratificaba el triunfo electoral de Biden.

Por otra parte, las votaciones estuvieron respaldadas por diez votos de los republicanos, quienes respaldaron en su mayoría a los demócratas, lo que convierte a Trump en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en abrirle dos juicios políticos, en menos de un año.

El primero de estos juicios fue por el cargo de abuso de poder, además de obstrucción al Congreso. De acuerdo a la acusación, Trump intentó presionar a Ucrania para interferir en las elecciones del año 2020 con el objetivo de ayudarlo, sugiriendo a Volodimir Zelenski, que iniciara una investigación a los negocios del hijo de Joe Biden. Posteriormente, según los opositores obstruyó las investigaciones en el Congreso, al negarse que testificaran sus principales asesores.

El magnate se ha convertido en el tercer mandatario en las historia de Estados Unidos en ser juzgado por el Senado, luego de Andrew Johnson en el año 1868 y del Bill Clinton en el año 1999.

Momentos antes de iniciarse la votación, Steny Hoyer, segundo demócrata de la Cámara de Representantes, impulsó a los legisladores a “rechazar la sedición, la insurrección y también la tiranía”, además de votar para poder acusar a Trump “por Estados Unidos, por la Constitución, por la democracia y por la historia”.

Pence rechazó el segundo juicio político a Trump

Durante la tarde de ayer, Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, descartó invocar a la Enmienda Constitucional N° 25 para iniciar el proceso de destitución del presidente Trump, a solo una semana de que el magnate finalice su período en el cargo presidencial.

El vicepresidente estadounidense emitió una carta a Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, en la cual aseveró que invocar a la Enmienda N° 25 no sería conveniente para el país y tampoco sería compatible con la Constitución estadounidense.

El vicepresidente Pence escribió: “no creo que ese curso de acción se realice en interés de nuestra nación, ni tampoco sea consistente con la Constitución”.

El Capitolio está fuertemente resguardado por tropas militares

El interior de la Casa Blanca está colmado de militares, tras los violentos ataques de la semana pasada. Las tropas se han desplazado hacia el Capitolio desde ayer, con el objetivo de resguardar las sesiones legislativas y que acordaron el segundo juicio político a Trump.

Los intensos disturbios ocasionaron el fallecimiento de cinco personas, entre las cuales se encuentran dos policías del Capitolio, además de provocar un saldo de heridos y daños materiales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!