Los millones de ciudadanos indocumentados que tienen, al menos, diez años viviendo en Estados Unidos podrían beneficiarse con la reforma migratoria del nuevo presidente, Joe Biden, la cual se llama: ‘America’s Citizenship Act of 2021’.

Al respecto, se espera que el miércoles de esta semana, primer día de Gobierno del demócrata, esta iniciativa en materia de migración se lleve al Congreso, mientras que los demócratas se encuentren listos para impulsarla, en medio de la pandemia de Covid-19 y como una manera de reconocer el valor de los indocumentados como trabajadores esenciales.

El plan dirigido a mejorar el sistema de migración estadounidense señala que “el proyecto de ley proporciona a la gente trabajadora que enriquece a las comunidades diariamente y que han vivido acá durante años, en ciertos casos décadas, la oportunidad de lograr la ciudadanía".

Cambios migratorios podrían ayudar a quienes arriesgaron todo para trabajar en EEUU

Por otra parte, el documento crea un camino que ha sido ganado a la ciudadanía para quienes son nuestros inmigrantes vecinos, feligreses, colegas, amigos, líderes comunitarios. También se incluyen “los trabajadores esenciales y los soñadores, quienes arriesgaron su vida con el fin de proteger y servir a las comunidades de Estados Unidos”.

Uno de los oficiales que ha presentado este proyecto a periodistas señaló, que se deberá mantener la norma en relación a la revisión del pasado criminal para poder efectuar cualquier proceso. Esto significa que este beneficio para los indocumentados no será aplicable para quienes cometan delitos, porque pudieran estar descalificados de manera automática.

Adicionalmente, cada caso deberá ser revisado individualmente.

Si el plan migratorio propuesto por Biden en el Congreso es aprobado en el Congreso, quienes están amparados por la llamada Acción Diferida para los Llegados a la Infancia, DACA, además de quienes tienen Estatus de Protección Temporal, TSP, podrían comenzar a aplicar para obtener una Green Card inmediatamente y, solicitar la ciudadanía tres años después.

El caso de los indocumentados es diferente, porque podrán realizar aplicaciones para obtener la residencia temporal, sin embargo, solamente cinco años después podrían tramitar la residencia permanente.

El plan de Biden en materia migratoria también crea una hoja de ruta ganada hacia la ciudadanía para aquellas personas que están indocumentadas. Igualmente, permite que las personas que se encuentran indocumentadas exijan un estatus legal temporal.

Este estatus les permitirá tramitar tarjetas de residencia, después de cinco años, siempre y cuando aprueben verificaciones relacionadas con antecedentes penales y de seguridad. Deberán además pagar sus correspondientes impuestos.

La reforma migratoria podría reducir las restricciones para los indocumentados

El plan de Biden, de ser aprobado en el Congreso, podría matizar ciertos aspectos en el ámbito migratorio, tras los estrictos controles, que se aprobaron durante el Gobierno del expresidente Trump.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!