Unos doce miembros pertenecientes a la Guardia Nacional de Ejército de Estados Unidos fueron retirados del contingente encargado de las labores de seguridad en los actos de la investidura del presidente electo, Joe Biden, debido a que se descubrió que tenían conexiones con grupos de milicias ultraderechistas; según informaron fuentes oficiales.

Esta información fue emitida por una fuente del Ejército, junto a un funcionario de inteligencia, quienes solicitaron que no fueran identificados, como consecuencia de las normas del Departamento de Defensa, en relación a las declaraciones a los medios de comunicación.

La información emitida no determinó exactamente en cuales de las unidades se desempeñan los individuos, ni tampoco a cuales de las milicias ultraderechistas pertenecen. No obstante, se aclaró que este hecho no implica ningún tipo de amenaza en contra del mandatario electo, Joe Biden.

La decisión de retirar a los funcionarios militares de estas operaciones de seguridad en la ciudad de Washington surge en un momento en el cual el Buró Federal de Investigaciones, FBI, realiza acciones para la verificación de los antecedentes de todos los 25.000 efectivos pertenecientes a la Guardia Nacional, que tendrán la responsabilidad de resguardar la seguridad de los actos de la toma de posesión, a realizarse mañana miércoles 20 de enero.

Autoridades de Estados Unidos mencionaron esta semana la posibilidad real de que pudiera presentarse algún tipo de amenaza interna, especialmente después de los violentos ataques al Capitolio en la ciudad de Washington, registrados durante el pasado 6 de enero, los cuales provocaron el fallecimiento de cinco personas, entre ellos dos agentes policiales.

Al respecto, Christopher Miller, secretario de Defensa, informó este lunes por medio de un comunicado, que actualmente se realizan procedimientos para todos los antecedentes de los efectivos pertenecientes a la Guardia Nacional. El funcionario aclaró que, hasta ahora, no existe ningún tipo de evidencia, que pudiera representar una amenaza en contra del presidente electo Biden.

Clima de tensión se mantiene en el centro de Washington

En la ciudad de Washington reina un clima de tensión en estos días, por el asalto violento realizado al Capitolio estadounidense, hecho que produjo la aplicación de estrictos controles de seguridad por toda la ciudad, especialmente en la parte central.

Durante el pasado lunes se registró un incendio en un campamento de personas vulnerables cerca de la Casa Blanca, situación que originó la rápida evacuación de quienes se encontraban allí presentes y el ensayo de los actos de la toma de posesión fue suspendido para evitar riesgos.

Refuerzan la seguridad en Washington, ante la toma de posesión de Biden

Con el fin de garantizar la seguridad, el Servicio Secreto enfatizó las medidas de seguridad durante esta semana. El centro de la ciudad de Washington está bajo estrictos controles policiales, con avenidas obstaculizadas, barreras de seguridad intermitentes, junto a miles de soldados y policías resguardando la seguridad en esta zona.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!