El gobernador Andrew Cuomo anunció que su administración informó con precisión la cantidad de muertes en hogares de ancianos causadas por la pandemia de coronavirus, pero reconoció que "hubo una demora" en proporcionar información relevante sobre las muertes en hogares de ancianos a la Legislatura estatal, el público y la prensa.

Bajo fuertes críticas, por su manejo de las muertes en los hogares de ancianos durante la pandemia de COVID-19, el gobernador Andrew M. Cuomo dijo el lunes que los funcionarios hicieron todo lo posible para evitar la propagación del virus, pero que aceptó la responsabilidad de crear un "vacío", que condujo a la desinformación e incluso teorías de conspiración sobre el tema.

Cuomo explicó que su equipo nunca ocultó información a los legisladores estatales sobre las muertes en hogares de ancianos, pero podría haber hecho más para explicar al público y a la prensa por qué sus ayudantes estaban dando prioridad a una solicitud del Departamento de Justicia federal.

En su intento más directo de responder públicamente a preguntas, preocupaciones y acusaciones sobre cómo el estado manejó la crisis al enviar a los pacientes de COVID-19 de regreso a hogares de ancianos, Cuomo dijo que "se deben aprender lecciones" para implementar reformas en hospitales y hogares de ancianos, que dejan a estas instituciones mejor preparadas para afrontar las crisis sanitarias.

Gobierno de Nueva York ocultó las cifras sobre las muertes en los ancianatos por Covid-19

Sus comentarios se produjeron después de las recientes acusaciones de que el estado de Nueva York ocultó información a la Legislatura estatal y al público, sobre las muertes de residentes en hogares de ancianos, ya que enfrentó solicitudes de información del Departamento de Justicia de EEUU y múltiples consultas sobre el número de muertos.

La controversia rodea el mandato estatal del 25 de marzo, que Cuomo dijo que se hizo al adoptar una guía anterior de las agencias federales, para enviar a los pacientes con COVID-19 de los hospitales a sus hogares de ancianos, donde el virus continuó propagándose. "Estas decisiones no son decisiones políticas. Todas se toman con la mejor información que tenía la profesión médica en ese momento y, en Nueva York, hemos hablado con los mejores expertos del mundo"; explicó Cuomo.

El gobernador añadió que "para ser claros, todas las muertes en hogares de ancianos y hospitales siempre se informaron de manera completa y precisa".

Cuomo reconoció, sin embargo, que "hubo un retraso"."Estábamos en medio de lidiar con la pandemia y tratar de salvar vidas...y las residencias de ancianos y los hospitales también estaban en medio del infierno, en medio de la pandemia...pero el vacío que creamos al no proporcionar información se llenó de escepticismo y el cinismo y las teorías de la conspiración, que aumentaron la confusión".

Familiares de ancianos fallecidos por Covid-19 no recibieron información a tiempo sobre sus parientes

Dijo que las personas que perdieron a sus seres queridos en hogares de ancianos se sintieron "impotentes" e "indefensos", como resultado de la falta de información.

"Fue horrible, fue horrible... y no saben cuál es la verdad. La verdad es que todos hicieron todo lo que pudieron".

Más tarde le dijo a un periodista: "Asumo la responsabilidad de crear el vacío", que dejó a muchos preguntándose por qué habían muerto sus parientes ancianos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!