César S. Perdomo

Colaborador

Comunicólogo por convicción, la felicidad nunca contó nada nuevo, por eso me gustan las historias llenas misterio, odio, impulso, secretos y tabúes.