No hay duda que uno de los temas más controversiales en el tema de la Salud es el consumo de azúcar. Desde hace más de dos décadas, se ha debatido el consumo de esta sustancia, ya que las diferentes investigaciones realizadas nos han dejado ver que tan dañina puede ser, al estarla consumiendo diariamente.

Gracias a internet todas estas campañas e investigaciones contra esta sustancia han podido ser vistas y - por supuesto - han ayudado a la concientización de las personas para moderar su consumo [VIDEO].

A partir de las investigaciones que se han realizado en torno al azúcar, aquí presento los efectos más significativos que causan el azúcar en nuestro cuerpo y alguno que otro mito que existe en torno al tema.

1.- El azúcar nos vuelve tontos. Así es, se escuchará algo tal vez muy descabellado, pero no lo es. Primero hay que recordar algo, nuestras neuronas responden a través de pequeños impulsos eléctricos y - en el momento de consumir azúcar - provoca que los pulsos eléctricos generados en nuestras neuronas disminuyan, por los tanto, la respuesta entre ellas se hace más lenta. Esto fue demostrado con un simple experimento en el cual se hacía pasar electricidad, a un foco por medio de unos vasos de agua y como sabemos el agua salada conduce la electricidad, por lo que el foco estaba encendido y con un gran brillo, pero cuando se le vertió azúcar a los vasos de agua, la intensidad del foco iba disminuyendo.

2.- El mito que da energía. Una de las cosas que siempre hemos creído es que el azúcar nos ayudar a tener mucha energía para nuestro día, pero esto es un mito, ya que lo único que provoca el consumo del azúcar es el aumentar la insulina y la sensación de estar satisfecho.

Este efecto solamente es temporal, ya que después de que pase una hora o un poco más, la sensación de tener hambre regresa [VIDEO], lo que también causa que te sientas débil y esto provoca a que vuelvas a comer.

3.- Las bebidas azucaradas en verdad no quitan la sed. Como sabemos, todos los refrescos y jugos están repletos de diferentes sustancias químicas como colorantes y su mayor proporción contiene azúcar. Ya hemos hablado de los efectos que provoca en nuestro cerebro, pero cuando realizamos alguna actividad física y necesitamos hidratarnos, los comerciales nos dicen que estas bebidas nos pueden quitar la sed, pero definitivamente no quitan la sed, al contrario, aumentan el deseo de seguir consumiendo más, ya que al tener una gran cantidad de azúcar no ayuda a la hidratación y tampoco a recuperar las sales que se pierden al sudar.

¿A quiénes beneficia la industria azucarera?

Sabemos que la industria del azúcar es extremadamente grande y las compañías que elaboran sus productos con esta sustancia no tienen pensado cambiar la fórmula, que los ha hecho millonarios. Así que, depende de nosotros tomar la decisión de disminuir su consumo.