Tener una mascota cerca de un recién nacido para muchos es improbable, pues lo consideran que es causante de enfermedades, tienen la idea que tenerlas alejadas del niño bonificaría la #Salud del mismo, hay parejas que toman la decisión de deshacerse de la mascota cuando va a llegar un recién nacido a la casa y eso es un grave error.

Los beneficios son muchos para los bebés que conviven con mascotas [VIDEO], especialmente tienen menos posibilidades de padecer de alergias ya que en su sistema tienen más microbios relacionados con las alergias que aquellos que los tiene aislados del contacto con #Animales de la casa.

Según el estudio publicado por el Diario Microbiome, tener #MASCOTAS en casa es motivo para pensar que el bebé va a tener un futuro más sano, la investigación hecha en la Universidad de Alberta, llegó a la conclusión de que los bebés en el vientre materno, y tres meses posteriores al nacimiento y que habían sido expuestos a mascotas tenían altos niveles de Ascillopria y Ruminococo, ambas bacterias relacionadas con la reducción de alergias en los bebés.

La teoría científica de que el contacto con la suciedad, el pelaje y las patas del animal van creando una inmunidad en los primeros años, hoy días la industria farmacéutica intenta crear suplementos basados en estos microbiomas. Quedó demostrado que estar expuestos a las mascotas de la casa afecta el microbioma del intestino de forma indirecta, primero la mascota, la madre y el niño en el vientre antes de nacer, lo que genera un intercambio saludable de bacterias.