Ya sea por el deseo de una mejor apariencia física, para aumentar nuestra condición y disciplina, o simple y sencillamente para sentirnos “mejor”; muchos nos hemos propuesto poner atención en nuestros hábitos alimenticios y prácticas físicas. Probablemente ese sea uno de los propósitos más mencionados en cualquier comienzo de año. Todos los planes suenan ideales hasta el momento de ponerlos en marcha, pues aunque las metas son claras, el camino se vuelve difuso.

La idea de los siguientes consejos es que sean de utilidad para todo tipo de personas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

Incorpora aquellos que tu estilo de vida permita y verás cambios significativos sin que eso requiera sacrificios a tu tiempo o bolsillo.

  1. Añade al menos una porción de fruta y verdura a cada una de tus comidas. Aportan nutrientes y fibra al tiempo que te hacen sentir satisfecho, reduciendo tu consumo de otros alimentos.
  2. Aminora tu consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas son depresoras del sistema nervioso central. Si bebes, trata de no mezclarlo con calorías líquidas o ingesta de grasas. Tu hígado lo agradecerá.
  3. Aprende a discernir entre las cosas importantes y las urgentes. Si bien la urgencia tiende a ser resultado de la vida laboral, las cosas importantes conllevan a lo que en verdad te hace sentir realizado.
  4. Bebe más agua y evita las bebidas endulzadas de cualquier tipo. Te sentirás más hidratado y te librarás de todas esas calorías líquidas innecesarias, sin aporte nutricional real.
  5. Camina cuanto te sea posible al ir de un punto al otro. Ésta actividad pone en movimiento tu cuerpo y tu mente.
  6. Considera visitar a un psicólogo. La terapia psicológica formal es de utilidad en todos los niveles, pues la salud emocional es parte fundamental de la condición humana.
  7. Consume sólo el azúcar meramente necesario para endulzar. Evita acudir a otros endulzantes o edulcorantes, a largo plazo traerá beneficios metabólicos.
  8. Desconéctate de vez en cuando. Los periodos de introspección son indispensables para la creatividad y el autoconocimiento, evita estar sobre estimulado por la tecnología todo el tiempo.
  9. Disminuye los snack de “comida chatarra” entre comidas. Son calorías sin aporte nutricional real que te hacen sentir satisfecho sin traerle beneficios a tu cuerpo.
  10. Duerme de seis a ocho horas al día. Un descanso adecuado mejora el rendimiento físico y emocional durante el día a día.
  11. Elige alimentos con el menor procesamiento posible. La fórmula es sencilla. Un ejemplo claro sería preferir cereal regular a cereal azucarado y avena a cereal regular. Éste tipo de cambios disminuirán tu consumo de calorías significativamente y te hará sentir “más saludable”.
  12. Fomenta hábitos que le den cultura a tu cerebro. Nuestros pensamientos se alimentan de la información que nos rodea, elige adecuadamente la fuente que formará parte de tus pensamientos.
  13. Haz Ejercicio. Ya sea a través de una disciplina [VIDEO] o como esparcimiento, traerá resultados a tu cuerpo, estado de ánimo y energía.
  14. Ingiere semillas. Aportarán antioxidantes, vitaminas, ácidos grasos insaturados y poliinsaturados, así como proteínas y fibra.
  15. Ingiere una buena fuente de proteína en cada una de tus comidas. Es el componente de tus músculos, así que si estás pensando en fortalecerlos, ésta herramienta es más que indispensable.
  16. Pon atención al consumo excesivo de bebidas carbonatadas. Reducen la absorción de calcio y aportan calorías innecesarias a la dieta.
  17. Procura ratos de esparcimiento con tus familiares o seres queridos. La convivencia y la interacción social reducen los niveles de estrés.
  18. Reduce las ocasiones en las que “comes fuera”. Hacerte cargo de tu alimentación traerá beneficios a tu bolsillo y estómago.
  19. Reduce tus niveles de estrés. Éste estado de cansancio mental tiene repercusiones en tu rendimiento, provocando trastornos físicos y mentales.
  20. Toma tu tiempo a la hora de la comida. Comiendo despacio y masticando bien tus alimentos regulas tu apetito, mejoras la absorción de nutrientes y la digestión.

Para los que van al gimnasio o forman parte en una disciplina de ejercicio:

  • Los mejores complementos para el metabolismo son el café y té.
  • Dale un día de descanso absoluto a tu cuerpo.
  • Evalúa la idea de dejar los suplementos. Tu bolsillo y tu estómago lo agradecerán.
  • Una hora efectiva de ejercicio al día es más que suficiente.
  • Añade a tu planeación semanal algunos días para trabajar la flexibilidad.
  • Los ejercicios compuestos tienen mayores resultados que los ejercicios aislados.
  • Sobre ejercitar el cuerpo trae consigo más problemas que beneficios.