Las mujeres que ganan más peso al principio del embarazo tienen más probabilidades de dar a luz bebés inusualmente grandes, que pueden ser propensos a una serie de problemas de Salud más adelante en su vida, según muestra una investigación reciente.

Pero el aumento de peso de una futura madre después de 18 semanas no se asoció con si su recién nacido era grande para la edad gestacional, encontraron el Dr. Ravi Retnakaran del Hospital Mount Sinai en Toronto, Ontario, y sus colegas.

"Típicamente en el embarazo estamos muy enfocados en el aumento de peso, y las mujeres embarazadas tienen que medir su peso en cada cita para ver cuánto están ganando", señaló el Dr.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

Retnakaran en una entrevista telefónica con Reuters Health. "Tradicionalmente en el pasado, nunca ha estado claro si el momento del aumento de peso importa".

El momento es difícil de estudiar, agregó, porque los investigadores generalmente dependen de los informes de una mujer sobre su peso previo al embarazo, que puede no ser exacto.

En el nuevo estudio, publicado el mes pasado en JAMA Pediatrics, el Dr. Retnakaran y su equipo inscribieron a 1.164 mujeres recién casadas que vivían en la región de Liuyang en China, midiendo su peso antes de quedar embarazadas y en intervalos durante el embarazo. El peso de los participantes se registró un promedio de aproximadamente 20 semanas antes de quedar embarazadas.

El peso de mujeres antes de salir embarazadas

El peso de las madres antes del embarazo se relacionó sistemáticamente con el peso al nacer de los bebés. Pero solo el aumento de peso desde antes del embarazo hasta menos de 14 semanas y de 14 a 18 semanas se asoció con el peso al nacer. En promedio, por cada kilogramo (2.2 libras) que ganó una mujer durante este primer período, el peso al nacer de su bebé aumentó en 13.6 gramos.

Para el peso ganado de 14 a 18 semanas, el peso al nacer aumentó en 26.1 gramos por cada kilogramo adicional de aumento de peso materno. Pero el aumento de peso más adelante en el embarazo no tuvo ningún efecto sobre el tamaño del recién nacido.

Al principio del embarazo

Señalan los autores, el feto crece lentamente, por lo que el aumento de peso afecta principalmente al cuerpo de la madre. El aumento excesivo de peso puede exponer al feto a un exceso de "combustibles maternos", como la glucosa y los aminoácidos, lo que afecta el desarrollo y aumenta el riesgo de problemas metabólicos.

Los intentos de reducir el riesgo de una mujer de dar a luz a un bebé inusualmente grande al apuntar a la dieta y la actividad física no han funcionado, señaló el Dr. Retnakaran, y los hallazgos sugieren que es porque están comenzando demasiado tarde para marcar la diferencia. "Esto agrega más evidencia de que puede ser particularmente importante optimizar el peso antes del embarazo".

Agregó: "Esta es una de las cosas sorprendentes sobre la optimización de la salud materna durante esta ventana. En realidad, usted está hablando potencialmente de afectar a dos generaciones".