Estos dolores de cabeza se asociaron con un mayor riesgo de varios problemas cardíacos, como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, fibrilación auricular (un tipo de ritmo cardíaco irregular) y coágulos de sangre que comienzan en las venas de la persona, según el estudio, que fue publicado en la revista The BMJ .

Las migrañas se consideran principalmente un trastorno de dolor de cabeza [VIDEO](en lugar de un problema cardíaco), con síntomas tales como un dolor intenso o palpitante, náuseas y sensibilidad a la luz y al sonido. Sin embargo, este no es el primer estudio que relaciona las migrañas y los problemas cardíacos, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Kasper Adelborg, cardiólogo del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca.

Estudios previos han sugerido un vínculo entre las migrañas y el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco , particularmente entre las mujeres, dijo.

Migraña se relaciona a problemas cardiacos

El nuevo estudio confirmó este vínculo y también encontró que las migrañas se asociaron con un mayor riesgo de otros problemas cardíacos, como coágulos sanguíneos y fibrilación auricular, dijo Adelborg a Live Science. Además, debido a que el nuevo análisis incluyó a un gran número de personas, los hallazgos pueden proporcionar a los investigadores pistas sobre cómo las migrañas afectan los problemas cardiovasculares a nivel poblacional, dijo Adelborg.

Los investigadores analizaron datos de aproximadamente 51,000 personas en Dinamarca que tenían migrañas y alrededor de 510,000 personas que no tuvieron migrañas.

Las personas en el grupo de migraña habían sido diagnosticadas por primera vez a la edad de 35 años, en promedio, y el 71 por ciento de ellas eran mujeres, según los hallazgos.

Después de 19 años de seguimiento, el estudio determinó que las personas con migrañas tenían un riesgo 1,5 veces mayor de ataque cardíaco y un doble aumento del riesgo de accidente cerebrovascular , en comparación con las personas que no tenían dolores de cabeza, dijo Adelborg. El estudio también encontró que para las personas con migraña, el riesgo de coágulos sanguíneos era 1.6 veces mayor y el riesgo de fibrilación auricular era 1.3 veces mayor, en comparación con las personas que no tenían migrañas.

Además, los investigadores encontraron que las asociaciones entre las migrañas y varios de los problemas cardiovasculares eran más fuertes en las mujeres que en los hombres. La asociación también fue más fuerte en las personas que tenían migrañas con un "aura", un fenomoneno que puede preceder al dolor de cabeza y que incluye alteraciones visuales como ver luces intermitentes o tener puntos ciegos en un ojo.

La conexión corazón-cabeza

Según los investigadores [VIDEO], existen varias razones por las cuales las migrañas pueden estar relacionadas con problemas cardiovasculares. Un mecanismo potencial puede implicar la constricción repentina de los vasos sanguíneos en el cerebro que se cree que conduce a migrañas; esto también puede hacer que una persona sea más vulnerable al ataque, dijo Adelborg. (Cuando los vasos sanguíneos se contraen de manera repentina, es más difícil que fluya la sangre, lo que podría provocar la falta de sangre en las partes del cerebro).

Otra posible explicación podría ser que las personas con migrañas son menos activas y necesitan descansar cuando aparecen los episodios, lo que podría aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos, dijo.

Aunque los mecanismos exactos para el vínculo siguen sin estar claros, un creciente cuerpo de evidencia apoya la consideración de que las migrañas son factores de riesgo fuertes y persistentes para la mayoría de las enfermedades cardiovasculares tanto en hombres como en mujeres, dijo Adelborg. Aunque el riesgo de problemas cardíacos entre las personas con migrañas en el estudio fue bajo a nivel individual, esto todavía se traduce en un aumento sustancial del riesgo de enfermedad cardíaca a nivel de población, porque la migraña es una condición muy común, dijo.

Una limitación de la investigación es que la edad promedio de la población de estudio fue de 35 años, que es joven para problemas relacionados con el corazón, a pesar de que el período de seguimiento duró casi dos décadas, dijo Adelborg. La investigación futura tendrá que determinar si las estrategias de prevención para las migrañas también pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, dijo.