El niño, Alec Hebblethwaite, estaba comiendo el bocadillo entre los juegos de fútbol [VIDEO]en mayo de 2017, cuando parecía comenzar a ahogarse y experimentar dolor en el pecho, de acuerdo con Fox News. Fue llevado de urgencia al hospital, donde los médicos descubrieron que había una rasgadura en su esófago. Pero cuando operaron para reparar la rotura, descubrieron que la herida estaba infectada, y Alec había desarrollado sepsis , una afección potencialmente mortal causada por la reacción del cuerpo a una infección, informó Fox News.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

La esofagitis eosinofílica (EE)

Asfixiarse con un sándwich no debería conducir a estos síntomas, pero no fue hasta que Alec pasó más de 100 días en el hospital que los médicos encontraron al verdadero culpable: una enfermedad crónica del sistema inmunitario llamada esofagitis eosinofílica.

La esofagitis eosinofílica (EE) es una conocida afección crónica alérgica del sistema inmunológico. Las personas que padecen de EE tienen inflamación del esófago. El esófago es un tubo que envía la comida desde la boca hasta el estómago.

Cuando una persona tiene esofagitis eosinofílica, los glóbulos blancos llamados eosinófilos se acumulan en el revestimiento del esófago, según la Clínica Mayo . Esta acumulación puede ocurrir como una reacción a los alimentos, los alérgenos o el reflujo ácido, dice la Clínica Mayo.

Daños de esta enfermedad

La afección causa inflamación en el esófago, lo que a su vez provoca daños en los tejidos que pueden dificultar la deglución o atascar la comida en la garganta. La inflamación [VIDEO] también puede facilitar el desgarro del esófago, que puede ocurrir durante las arcadas o durante ciertos procedimientos médicos que usan una herramienta llamada endoscopio, según la Clínica Mayo.

La afección afecta aproximadamente a 1 de cada 1.000 niños, según la Organización Nacional de Trastornos Raras.

Los pacientes con esofagitis eosinofílica pueden necesitar modificar su dieta para eliminar los alimentos que pueden desencadenar brotes de la enfermedad. Los médicos de Alec le recomendaron que se apegue a las comidas blandas y deje de comer pan, dijo Fox News.

"Dijeron que si hubiéramos esperado 12 horas más antes de llevarlo al hospital, hubiera muerto", le dijo la madre de Alec, Kasey Hunter, a Metro UK .

Alec todavía tiene que ir al hospital cada pocas semanas para recibir tratamiento, lo que implica insertar un dispositivo similar a un globo en su esófago para estirarlo, de acuerdo con Metro. Estirar el esófago puede ayudar a tragar, según la Clínica Mayo.