Entre las opciones novedosas para renovar la delicada piel del rostro se encuentra el tratamiento ‘Perla Madre’, el cual es aplicado en varios ‘spas’ para lucir una piel fresca, tersa y rejuvenecida. Gracias a la novedad del uso de la perla para tratar el cutis, este método se ha difundido progresivamente en diferentes centros de estética, arrojando resultados positivos dentro del campo de la cosmética y estética facial.

Las bondades de este tratamiento radican en que la perla en su composición tiene aminoácidos, yodo, calcio y vitaminas que son muy importantes para el tratamiento de la piel. El polvo de perla protege la dermis contra agentes externos como la polución y el mal ambiente.

Es eficaz como exfoliante para el tratamiento de manchas cutáneas, granos y marcas causadas por el acné. Muchos centros de estética utilizan el tratamiento ‘piel de perla’ como protección antiedad y - gracias a sus propiedades - la piel recobra elasticidad, firmeza e hidratación.

¿Perlas para el cuerpo?

El spa de perlas también se aplica para el cuidado corporal, debido al uso de la perla en la elaboración de productos dermatológicos. El protocolo consiste en un recibimiento con perlas volcánicas molidas que se encargan de energizar las áreas a tratar y posteriormente se realiza una exfoliación con gránulos de perla, que remueven las células muertas y limpian profundamente la piel. Después de retirarlas se aplica una crema rica en extracto de perla para hidratar, la cual tiene efectos antiedad en el cuerpo.

Al realizar los tratamientos de spa de perla corporal en los centros de estética se utiliza aromaterapia y música [VIDEO] relajante para expandir los beneficios de este procedimiento.

Los resultados de los spas de perla facial y corporal son una intensa hidratación del rostro, además de atenuar las pequeñas líneas de expresión, que incomodan a muchas mujeres de mediana edad y de edades avanzadas, quienes, por lo general, se preocupan por lucir bien. Estos tratamientos de Belleza son solicitados por muchas personas que viven en áreas donde predominan largas épocas de verano y, por consecuencia, se exponen a los rayos solares. Este tratamiento para el rostro a base de perlas, promueve la regeneración celular, la cual es necesaria en muchas mujeres debido a los cambios hormonales y a la edad, por lo cual ha logrado convertirse en un componente habitual de los tratamientos antienvejecimiento.