Al parecer existen algunos patrones comunes en trastornos psiquiátricos como lo son: Depresion, alcoholismo, esquizofrenia, bipolaridad y el autismo, esto según un estudio reciente, los encargados del estudio realizaron estudios a 700 cerebros humanos que padecieron de alguno de estos trastornos se encontraron similitudes en los niveles de algunas moléculas en particular [VIDEO].

Según Daniel Geschwind neurogenético la tecnología molecular permite avances nunca vistos

Afirmaciones hechas por Daniel Geschwind Neurogenéticocon el uso de la genómica y la tecnología molecular se pueden realizar exámenes de las enfermedades mentales de una forma que nunca se ha visto antes”, ya que estas enfermedades no presentan patologías con la mezcla de Genética y tecnología podemos ahora cuestionarnos sobre cuál es la falla en cerebros con estos trastornos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

Como afectan los cambios en la actividad neuronal

Estos patrones encontrados, conllevan a una posible interrupción en la comunicación entre la forma normal como se conectan las células en el cerebro, observamos alteraciones en la conexión de las neuronas esta interrupción en el cambio de información de las neuronas pudieran estar causando estos trastornos esto fue lo que dijo Geschwind, lo que sigue a continuación es conectarlo a la fisiología, posiblemente estos cambios neuronales pudieran estar introduciendo al sistema [VIDEO].

Gracias a estos patrones genéticos en el futuro se pudiera eliminar la medicación antipsicotica

Gracias a la genética existe la posibilidad de eliminar la medicación antipsicotica, para descartar la opción de que los medicamentos antipsicoticos causara los patrones antes mencionados se realizó una comparación entre las muestras analizadas con la de muestras de primates donde primero se le administro pcp para hacerlos entrar en psicosis , después se les administró el medicamento este pareciera normalizar parcialmente el desorden genético en los primates.

Geschwind no solo da crédito a los avances tecnológicos, sino también una gran ayuda recibida internacionalmente puesto que esto se traduce en intercambios de información y la reducción de gastos en la secuencia del código genético.

Estos hallazgos confirman los informes previos de la literatura que muestran que BO tiene tasas más altas de trastornos psiquiátricos afectivos y no afectivos que los sujetos control, y también un nivel más bajo de funcionamiento global.