La demencia es la enfermedad que más afecta a la población de edad avanzada en el mundo y las investigaciones pretenden prevenirla o al menos controlarla con los avances médicos, aunque esta sencilla dieta puede aligerarles el trabajo. La demencia [VIDEO] se desarrolla por el bajo funcionamiento neuronal en el cerebro. Los síntomas incluyen pérdida de memoria, confusión y dificultad para seguir una conversación. Variar la rutina y mejorar la alimentación pueden ayudar a prevenir daños o reducir los síntomas.

Una investigación estadounidense estipula que los niveles bajos de sodio en la sangre de los pacientes aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar demencia.

La hiponatremia (niveles bajos de sodio y sangre) se relacionó con un declive en la función cognitiva a medida que envejecían los pacientes.

Alimentación rica en luteína

Los alimentos con alto contenido de este compuesto ayudan al cerebro en el desarrollo sensorial, una dieta española o de otra parte del mediterráneo es excelente ya que desde los años 40 se tienen referencias científicas, los alimentos son ricos en luteína y trigo el cual es muy versátil por lo tanto no será difícil seguirlas ya que al ser diversa se tienen muchas opciones de combinar los platillos y se mejora al cerebro de manera deliciosa y beneficia al cuerpo en general con un sistema digestivo alineado sin obstrucciones y la piel tendrá mejor aspecto y muy baja probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares.

Los aguacates contienen la luteína compuesta que aumenta el cerebro.

La luteína se ha relacionado con un menor riesgo de demencia, según afirman los científicos. Comer alimentos ricos en el compuesto, incluidos aguacates y verduras de hoja verde, podrían mantener el cerebro en forma cognitiva además de mantener el cerebro activo, como aprender un nuevo idioma podría ayudar a prevenir la demencia.

También podría reducir el riesgo de padecerla al comer una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio durante al menos 150 minutos a la semana también podría prevenir una enfermedad cerebral. Hable con un médico de cabecera si está preocupado por problemas de memoria u otros signos de demencia. como tener dificultades para llevar a cabo las tareas cotidianas o confundirse con el cambio correcto mientras realiza la compra o olvidar el camino de regreso a casa también son señales de que debe consultar al médico.