La vejez es un período normal en la vida de los seres humanos, la cual suele ocurrir una vez que finaliza el crecimiento. Estas manifestaciones de envejecimiento se observan a nivel externo, a través de los cambios en la piel y en el cabello; siendo la aparición de las arrugas y las canas signos de avanzada edad, sin embargo, cuando el cabello se comienza a tornar de color blanco esta reacción muchas veces no está asociada a la edad, sino a rasgos genéticos.

Los cambios cutáneos suceden porque la piel se surca con delicados pliegues, las arrugas o ‘líneas de expresión’ al principio solo marcan los rasgos del rostro, para posteriormente convertirse en arrugas más profundas que revelan el paso del tiempo.

En el caso de la mujer existen innumerables métodos de Belleza para prevenir el envejecimiento de la piel, los cuales se aplican desde hace muchos años en diferentes países, utilizando productos naturales o fabricados luego de investigaciones dermatológicas. [VIDEO] Sus resultados son bastante exitosos y abarcan áreas laborales productivas como el modelaje, además de incursionar favorablemente en los cuidados masculinos.

En relación a la aparición de canas, estás están relacionadas con factores genéticos y su surgimiento no está vinculado con la edad. El blanqueamiento del cabello, por lo general, ocurre lentamente, pero es normal hacia los 40 años. La canas aparecen cuando las células el cabello están demasiado gastadas para darle color. En esta área igualmente se han realizado múltiples esfuerzos para lucir el cabello con agradables coloraciones, a través de una infinita oferta de tintes y tratamientos para teñir el cabello y ayudar a las personas a disfrutar de una cabellera del color que prefieran.

¿Qué sucede con las articulaciones?

Otras partes del cuerpo humano se ven afectadas por el envejecimiento, dejando su huella en la Salud. Tal es el caso de las articulaciones, las cuales pueden funcionar muy bien durante años, pero algún día comienzan a agarrotarse. Esta es una dolencia de la salud que es necesario prevenir desde la juventud, promoviendo la realización de deportes y una alimentación sana en todas las sociedades.

Los estudios científicos relacionados con este tema revelan que los huesos permanecen sólidos, específicamente si la persona disfruta de una dieta rica en carne, huevos y productos lácteos [VIDEO]. Igualmente es recomendable ingerir frutas y verduras, además de mucha agua.

Los jóvenes suelen mantener una buena actividad física y especial interés por los deportes, sin embargo, estas motivaciones pueden disminuir con la edad. Afortunadamente, en muchos países se promueven nuevas formas de ejercitarse, con la finalidad de llevar los beneficios del deporte a personas mayores y evitar la aparición de enfermedades, además de mejorar las patologías óseas o articulares que ya pudieran tener diagnosticadas.