Cuando te preocupas por el aspecto de la piel de tu rostro es importante conocer cuál es tu tipo de cutis, para adquirir los mejores productos que ayuden a mantenerla limpia e hidratada. La mayoría de las mujeres tienen un tipo de cutis normal, sin embargo, otras presentan un rostro más grasoso, mientras en otras el cutis es seco.

Estas diferencias, con respecto al tipo de cutis son necesarias conocerlas para ofrecerle a tu piel el mejor cuidado [VIDEO].

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

Si tu cutis es normal, notarás más brillo en las áreas de la frente, la nariz y la barbilla, pero en las zonas de los pómulos el cutis es menos grasoso.

El cutis normal requiere que lo limpies, al menos dos veces al día.

Las limpiezas las puedes iniciar en las mañanas lavando tu cara con un jabón dermatológico indicado para piel normal y agua tibia, luego aplica una crema humectante ideal para el día. Recuerda usar también un protector solar en todo el rostro, antes del maquillaje. Al caer la noche, debes lavar nuevamente la delicada piel del rostro con agua tibia con el mismo jabón [VIDEO] que utilizaste en la mañana, luego frotar una loción tónica con un algodón, crema hidratante en el contorno de los ojos y la humectante para la noche en todo el cutis y el cuello.

Es recomendable que siempre utilices productos de una misma marca y que éstos sean reconocidos en el mercado y probados por dermatólogos. Si te acostumbras a realizar estas rutinas en la piel del rostro normal dos veces al día verás los resultados a corto plazo, la piel se tornará más tersa, lucirá hidratada y se verá más limpia.

¿Cómo cuidar un cutis grasoso?

Si tu tipo de cutis es grasoso, las rutinas de limpieza deben ser mucho más exigentes. Para que este tipo de cutis luzca radiante deberás lavarlo, al menos, tres veces al día con jabón especial para cutis graso, líquido o en barra y mucha agua tibia. Los dermatólogos recomiendan utilizar la loción astringente dos veces al día, para eliminar el exceso de grasa y evitar peinados que hagan que el cabello permanezca en contacto con el cutis. La hidratación también debe realizarse con cremas humectantes para el día y la noche, una vez que sientas que se ha eliminado la grasa de la piel. La crema para el contorno de ojos también es recomendable utilizarla y recordar esparcirla con ligeros toques.

Las investigaciones dermatológicas revelan que muchas veces los cutis grasosos son más propensos a padecer de acné, por este motivo requieren de rutinas de limpieza más frecuentes, con el propósito de eliminar continuamente el exceso de grasa, que pudiera provocar la aparición de indeseables espinillas o barros.

Se recomienda aplicar una crema exfoliante durante los fines de semana para obtener una limpieza más profunda. No olvides el protector solar todas las mañanas.

Cuando el rostro es seco

Aquellas mujeres que tienen un cutis seco, muchas veces consideran que son más propensas a padecer de arrugas prematuras, lo cual no es cierto. Todos los tipos de cutis, tarde o temprano, presentarán arrugas, como parte del inevitable proceso de envejecimiento.

El cutis seco igualmente debe limpiarse en horas de la mañana con un jabón líquido o en barra especial para este tipo de rostro y agua tibia. Posteriormente se aplica una crema hidratante para el día suavemente, hasta la zona del cuello y luego el protector solar. En las noches se lava nuevamente, se aplica con suavidad una crema humectante nocturna especial para cutis seco, realizando movimientos circulares para promover su difuminación, especialmente en el contorno de los labios y ojos. Una crema especial para el contorno de ojos en cutis secos deberá aplicarse en esta zona, la cual ayudará a refrescar este tipo de piel antes del descanso.

Son muchos las líneas de productos para el cuidado del cutis que puedes encontrar en las tiendas, sin embargo, lo importante es saber seleccionar la más conveniente de acuerdo a tu tipo de cutis y mantener el hábito de utilizarlas todos los días. Los grandes adelantos en el área dermatológica y la calidad de muchos productos pueden ofrecerte resultados realmente sorprendentes y en poco tiempo.