La #Nutrición humana no se basa solo en el consumo de alimentos sanos, sino también en beber mucha agua para mantener los órganos del cuerpo hidratados y ayudarlos a efectuar su funcionamiento en condiciones óptimas. La mayoría de los expertos en dietética están de acuerdo en que entre los tipos de agua que corrientemente se consume se encuetran el agua mineral, la del grifo y la filtrada. Por razones de salubridad, prácticamente nadie bebe agua no tratada, por ejemplo, el agua de lluvia.

El agua del grifo tiene como finalidad el uso doméstico y se trata con una serie de sustancias químicas, como el aluminio, el cloro y el flúor.

Sin embargo, muchas son las opiniones sobre las implicaciones negativas, que estas sustancias tienen sobre el agua. Para diluir las bacterias dañinas se emplea cloro, pero algunos expertos en nutrición consideran que provoca alergias y también destruye bacterias intestinales beneficiosas.

Por otra parte, el sulfato de aluminio se utiliza para eliminar las sustancias suspendidas en el agua de uso doméstico. Algunas investigaciones científicas revelan que el aluminio se relaciona con la enfermedad de Alzheimer, una grave dolencia de la #Salud que deteriora la memoria.

En algunos países, se le agrega flúor al agua porque endurece el esmalte dental y es útil en la prevención de caries. Pero un nivel muy alto de flúor provoca que los los niños [VIDEO] desarrollen un trastorno odontológico conocido como fluorosis, caracterizado por manchas en los dientes.

La higiene del agua del grifo

El agua del grifo es tratada con sustancias químicas y, en ocasiones, arrastra materias contaminantes a lo largo de su recorrido. El agua del grifo puede contener cantidades minúsculas de agentes contaminantes [VIDEO] ambientales, como: desperdicios de fertilizantes, algas, animales, insecticidas, metales tóxicos y residuos químicos industriales. Estas sustancias son contaminantes y pueden sobrecargar los riñones y el hígado, haciéndolos más vulnerables a las enfermedades. Cuando las tuberías son de plomo o de cobre, pero tienen soldaduras de plomo es posible que el agua acabe conteniendo este material.

La exposición controlada de los seres humanos al plomo puede ocasionar problemas de aprendizaje y comportamiento, además de falta de coordinación en niños pequeños. Es aconsejable dejar correr el agua fría, durante algunos minutos por las mañanas, para reducir el riesgo de absorber plomo por parte de los miembros de la #Familia.