Una nueva técnica fue inventada por Mit Engineers, que elude el procedimiento de biopsia dolorosa. Este procedimiento se realiza para diagnosticar el mieloma múltiple. El mieloma múltiple es un tipo de cáncer caracterizado por malignidad de las células plasmáticas. Las células plasmáticas se producen en la médula ósea. La función principal del plasma es producir anticuerpos, que combaten los agentes infecciosos en nuestro cuerpo. El plasma consiste principalmente en glóbulos blancos. Cuando las células plasmáticas se vuelven cancerosas, crecen en grandes cantidades y se colocan en la médula ósea.

Método de biopsia

Por lo general, el mieloma múltiple se diagnostica mediante un método de biopsia, en el que se inserta una aguja larga en el hueso principal del cuerpo y se recoge una pequeña muestra de médula ósea, para su posterior investigación.

El sitio más común es el hueso de la cadera. Este doloroso procedimiento se realiza bajo anestesia local. Los patólogos aislarán las células plasmáticas en la médula ósea y verificarán si están malignas.

Técnica innovadora

Una técnica alternativa fue inventada por ingenieros de MIT, llamada técnica de micro fluidos. Esta técnica les permite capturar y contar las células plasmáticas circulantes en la sangre. La muestra de sangre se recoge por métodos convencionales y se procesa. Científicos del MIT afirman que este nuevo método les ayuda a rastrear la progresión de la enfermedad.

Trampa de hueso de arenque

Esta técnica consiste en un microchip, que está grabado con ranuras en forma de "v" en varias ocasiones. Este patrón es similar al patrón de hueso de arenque. Los surcos en el chip hacen que la sangre gire alrededor de los bordes, en lugar de pasar directamente.

Esto permite que la sangre tenga más contacto con el piso del chip. El chip está codificado con anticuerpos, que unirán las células plasmáticas de la sangre al piso del microchip.

Ventajas

Este método es menos doloroso que el procedimiento de biopsia y no requiere hospitalización [VIDEO] inmediatamente después del procedimiento. Bone Marrow Biopsy está disponible solo en hospitales de especialidades múltiples de nivel terciario, pero este método se puede realizar incluso en clínicas pequeñas. El riesgo de infección es mayor en la biopsia de médula ósea, ya que es un procedimiento invasivo menor, que se ejecuta bajo anestesia local. Las complicaciones como el sangrado pueden ocurrir en la biopsia. Por otro lado, una simple extracción de sangre es más que suficiente para esta innovadora técnica de micro fluidos.

Este método detecta la presencia de células mutadas en el plasma. Es altamente efectivo en la detección de pacientes con mieloma múltiple con recurrencia. La detección y comprensión de las células en el plasma en una etapa temprana conduce a una intervención temprana.