Para quienes se interesan por los beneficios para la Salud de las frutas es necesario considerar que constituyen el segundo grupo de importancia en la dieta equilibrada. Este tipo de alimentos debe ingerirse en unas dos o cuatro raciones distribuidas en el transcurso del día, teniendo especial predilección por las frutas frescas y, si son de la temporada [VIDEO], mucho mejor.

Las personas que realizan una dieta basada en frutas se llaman ‘frugívolos’ y se alimentan exclusivamente de fruta, bayas y frutos secos; aunque los cereales también pueden incluirse en su dieta. Investigaciones científicas revelan que son muy pocas las personas que logran vivir toda su vida alimentándose solamente de frutas.

Los expertos en el área nutricional rechazan enérgicamente una dieta basada exclusivamente en frutas, porque estos regímenes no aportan todas las sustancias nutritivas útiles para gozar de buena salud.

La Guía Práctica de la Dieta Sana, del Círculo de Lectores, señala que Linus Pauling, ganador del Premio Nobel de Química, desarrolló una teoría la cual afirma que de antaño el organismo humano tenía la capacidad de producir su propia vitamina C, sin embargo al seguir una dieta rica en fruta perdió esta habilidad, porque - generalmente - el organismo deja de producir todas aquellas sustancias, que recibe fácilmente por medio de los alimentos que ingiere. Los seres humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, son incapaces actualmente de producir la vitamina C, dentro de su cuerpo.

La forma de comerlas en las sociedades desarrolladas

Las dietas equilibradas modernas deben otorgar especial relevancia a la inclusión de frutas, especialmente en las sociedades industrializadas y sustituir los dulces, tortas, pasteles y conservas en almíbar, por frutas naturales.

Si la tendencia es comer dulces, es necesario saber que la dulzura natural de la patilla, la piña o el cambur son altamente saludables para quienes se deleitan con estos sabores.

Otra de las ventajas de las frutas en la dieta consiste en su capacidad de mantener constantes los niveles de azúcar en la sangre, lo cual se convierte en energía, al mismo tiempo que ayudan a elevar el estado de ánimo, favorecen la capacidad de concentración más estable y son de fácil digestión. Los cuidados dentales también son importantes luego de ingerir frutas [VIDEO], para eliminar los restos de ácido o azúcar, a través del cepillado.