Como sabemos, muchos descubrimientos científicos ocurren por casualidad. Tal vez estudias las baterías, pero en realidad es solo el enemigo camuflado. ¿Cómo lograr que suceda algo así? Un grupo de científicos israelíes del Weizmann Institute of Science estaba trabajando con algunas bacterias típicas del heno.

¿Que pretendía lograr este estudio?

A través de este estudio se pretendía capturar sus comunicaciones y sus preparaciones para luchar contra los #Virus llamados fagos, porque también usan dichas bacterias para reproducirse. Pero lo que el equipo dirigido por el profesor Rotem Sorek ha descubierto es también un lenguaje molecular real entre los virus. Y, en particular, los bacteriófagos llamados phi3T, capaces de emitir mensajes otros virus e incluso influir en su comportamiento.

"Publicación" molecular Curiosamente, algunos fagos no matan a todas las bacterias en el sistema inmune. De hecho, la publicación anunciada en la revista Nature, y realizado por el grupo de investigadores dirigido por el profesor Sorek, ha logrado interceptar las comunicaciones que se producen entre los virus. Y a través del cual deciden si eliminar bacterias o "usarlas" como una guarida dormida para futuros ataques.

¿Cómo se logro interceptar la comunicación de los virus? y en consistía esta comunicación

Entonces dos comportamientos muy diferentes. Uno, diseñado para eliminar bacterias y multiplicarse en cantidades que hacen que las células exploten. O un ataque más suave, en el que inyectan sus genes en las bacterias capturadas. Permaneciendo así esperando mejores condiciones para el futuro despertar y la posterior reproducción.

La proteína "parlante" En realidad, es una proteína particular que usan los virus para comunicarse.

Y este es el gran descubrimiento que podría volverse esencial en la lucha contra los virus más devastadores. Después de varios años, la investigación científica [VIDEO]ha identificado las características de esta proteína y bautizada con el nombre "Arbitrium". Según la opinión autorizada del científico neozelandés Peter Fineran, de la Universidad de Otago, el comportamiento de los fagos sería complejo pero adecuado para su supervivencia. Ahora sería una medicina poder luchar contra los virus con las mismas armas.

Con estos descubrimientos tambien [VIDEO]se puede llagar a saber cómo es la composición estructural de los virus a la cura de estos. #ENFERMEDAD #Salud