La #ENFERMEDAD #cardiovascular es una de las principales causas de muerte en México y en todo el mundo. Intentar encontrar nuevos métodos para combatir esta enfermedad implica aprender más sobre los factores que contribuyen a esta enfermedad [VIDEO] . Los investigadores de la Universidad de Turku en Finlandia descubrieron una correlación entre el estado socioeconómico y la salud cardíaca, lo que sugiere que los ingresos pueden ser un factor que contribuye al desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular, a menudo denominada enfermedad cardíaca, es una de las enfermedades más prevalentes en todo el mundo.

Según el hospital de renombre mundial, la Clínica Mayo, esta enfermedad "involucra vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que pueden provocar un ataque al corazón, dolor en el pecho (angina) o accidente cerebrovascular". La enfermedad cardiovascular se considera una enfermedad crónica, lo que significa que una vez que comienza, rara vez se revierte.

El riesgo de enfermedad cardiovascular se puede reducir a través de una dieta saludable y ejercicio.

Un estudio finlandés identifica una correlación entre la salud cardíaca adulta y el origen familiar

En una expansión de un estudio previo conocido como Riesgo cardiovascular en jóvenes finlandeses , los investigadores de la Universidad de Turku decidieron hacer un seguimiento de los participantes para medir su salud cardíaca [VIDEO] . El propósito de esta investigación fue ver cómo los ingresos de los participantes durante la infancia afectaron su salud en la edad adulta, independientemente de si su estado socioeconómico cambió o no.

Una vez que se identificaron las diferencias de clase, los investigadores recopilaron información sobre la salud cardiovascular de los participantes.

Uno de los principales hallazgos en este estudio fue una correlación directa entre la clase de la infancia y el aumento de la masa ventricular izquierda y la disfunción diastólica. Las personas de crianza de clase baja eran significativamente más propensas a tener corazones con ventrículos izquierdos más grandes. Esta condición se conoce como hipertrofia ventricular izquierda (HVI) e implica un aumento de la masa muscular en el ventrículo izquierdo del corazón. Aunque hay más músculo, el corazón no puede latir tan fácilmente. En cambio, la HVI hace que la presión en el ventrículo aumente. Con el tiempo, esto puede llevar a la compresión de los vasos sanguíneos y, en última instancia, a la insuficiencia cardíaca.

La disfunción diastólica ocurre cuando los ventrículos del corazón no pueden funcionar correctamente. Cuando un corazón late normalmente, alterna entre las contracciones de los ventrículos y un período de relajación conocido como diástole.

Con la disfunción diastólica, el corazón no puede relajarse adecuadamente y aumenta la presión en los ventrículos.

Se considera que tanto la HVI como la disfunción diastólica aumentan sustancialmente el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. En este estudio, estas dos condiciones se encontraron relacionadas con el ingreso familiar durante la infancia a pesar de otros factores más adelante en la vida. Los ingresos de los adultos no tenían conexión con estos trastornos. #CORAZON