Consulte a su médico si su cintura es más grande que sus caderas, dijo el autor del estudio, el Dr. José Medina-Inojosa. Todos ignoran el vientre gordo, sin tener en cuenta la problemática que esto conlleva en su diario vivir. Un vientre gordo es una mala señal para su salud. La forma más común de medir el sobrepeso o bajo peso es a través del índice de masa corporal (IMC), una medida simple definida como la masa corporal dividida por el cuadrado de la altura del cuerpo.

BMI es un índice decente, pero está lejos de ser perfecto y puede ser engañoso. BMI no tiene en cuenta la distribución de los músculos y las grasas. Los músculos son mucho más densos y compactos que el tejido adiposo, por lo que una persona con mucho músculo puede parecer con sobrepeso y, de forma similar, una persona puede tener un IMC normal, pero tiene mucha grasa y poco músculo.

Almacenar grasa alrededor del abdomen es una señal muy mala para su salud, incluso si su peso general parece estar bien.

El estudio rastreó a 1,692 residentes del condado de Olmsted, Minnesota, de 45 años o más, una muestra que era representativa de la población del condado por edad y sexo. Los participantes se sometieron a una evaluación clínica y también se les midió su peso, altura, cadera y circunferencia de la cintura. Los investigadores definieron la obesidad central como una proporción que divide la circunferencia de la cintura por la circunferencia de la cadera de 0.90 o más para los hombres y 0.85 o más para las mujeres.

El estudio inicial se llevó a cabo de 1997 a 2000, y las evaluaciones [VIDEO] de seguimiento se llevaron a cabo hasta 2016. Los investigadores encontraron que las personas con un IMC normal y obesidad central tenían el doble de probabilidades de sufrir problemas cardíacos, en comparación con los participantes sin obesidad central, independientemente de su IMC.

Vídeos destacados del día

El Dr. Medina-Inojosa dijo:

"Las personas con un peso normal, pero con una barriga gruesa tienen más posibilidades de tener problemas cardíacos que las personas sin panza adiposa, incluso si son obesas según el IMC. Esta forma de cuerpo indica un estilo de vida sedentario, baja masa muscular y comer demasiados carbohidratos [VIDEO] refinados".

Lo opuesto también es cierto

Las personas con un IMC más alto, pero sin grasa abdominal probablemente tengan más tejido muscular, lo que es un signo de una mejor salud.

"El vientre suele ser el primer lugar en el que depositamos grasa, por lo que las personas clasificadas como BMI con sobrepeso, pero sin una barriga grasa probablemente tengan más músculo, lo que es bueno para la salud", continuó. "El músculo es como un almacén metabólico y ayuda a disminuir los niveles de lípidos y azúcar en la sangre".

La conclusión principal, dice Medina-Inojosa, es que los médicos no asuman que los pacientes tienen un bajo riesgo de padecer enfermedades cardíacas, solo porque tienen un IMC normal.

Por muy útil que sea el IMC, también puede ser engañoso, engañando a los pacientes con una falsa seguridad.

"Nuestro estudio proporciona evidencia de que los médicos también deben medir la obesidad central, para tener una mejor idea de si un paciente está en riesgo", concluye Medina-Inojosa.