El importante descubrimiento médico europeo fue publicado en Nature Communications, una revista que se ocupa principalmente de la investigación biológica y química. No es que hemos llegado (por desgracia) para encontrar una cura y demostrado que la enfermedad de Alzheimer, que sigue siendo la bestia negra para la medicina del siglo XX. Sin embargo, el progreso que se está haciendo en esta área es considerable. Un grupo de investigadores italianos pertenecientes al Campus Bio-Medico University, en colaboración con el Centro Nacional de Investigación y la Fundación Irccs Santa Lucia y con el Instituto de Biología Celular y Neurobiología del CNR, ha alcanzado un hito importante en el desarrollo de la investigación en ese sentido

El origen de la enfermedad

Según los científicos, coordinados por Marcello D'Amelio , profesor de fisiología humana y la neurofisiología [VIDEO], responsable del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer no se deberá solicitar en el hipocampo, la estructura del sistema nervioso involucrado en el proceso de la memoria.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

El origen de la enfermedad, de hecho, debe identificarse en la muerte de las neuronas en el área relacionada con los trastornos del estado de ánimo. Por lo tanto, la investigación italiana sugiere que el principio de la aparición del mal no debería buscarse en la degeneración de las células del hipocampo, la región del cerebro responsable del nacimiento de los recuerdos.

Por el contrario, los esfuerzos deben concentrarse en el área tegmental ventral, donde se produce la dopamina, un neurotransmisor conectado a los trastornos del estado de ánimo.

La muerte de las neuronas que tienen la función de producir dopamina, en resumen, conduce a una reducción consiguiente en el nivel de funcionalidad de este mensajero nervioso del hipocampo, lo que lleva a un estado confuso que determinará la pérdida progresiva de recuerdos.

El descubrimiento

El importante descubrimiento fue posible gracias a las pruebas llevadas a cabo en ratones de laboratorio. Al restaurar el nivel de dopamina a través de dos terapias específicas (una basada en un aminoácido precursor de la dopamina [VIDEO], la otra en un medicamento que inhibe su degradación), los investigadores observaron que existe la posibilidad de recuperar la capacidad de recordar.

Durante el curso de la prueba, fue posible registrar la restauración completa de la facultad motivacional y la vitalidad. Este estudio abre nuevos escenarios importantes. El siguiente paso, según lo informado por D'Amelio [VIDEO], debería ser desarrollar técnicas neuro radiológicas más efectivas, con el fin de profundizar en el conocimiento del área tegmental [VIDEO]ventral tanto como sea posible.