En los últimos años, la medicina ha dado muchos pasos adelante en el tratamiento de diversas enfermedades. Mérito de la investigación que continúa y progresa más y más. Interesantes novedades también surgen con respecto a la Diabetes tipo 1 .

Un estudio conjunto

realizado por los investigadores de Italia de la Universidad Campus Bio-Medico de Roma con la Universidad Queen Mary en Londres, ha identificado un anticuerpo presente en nuestra sangre que podría ser muy útil para un diagnóstico precoz de esta enfermedad. Los investigadores en el estudio de este anticuerpo, identificado con las iniciales OXPTM-INs-AB [VIDEO], utilizaron datos del estudio ABIS de la Universidad de Linkoping.

En este estudio, los investigadores examinaron alrededor de 17 mil sujetos durante un período de veinte años.

Realizando análisis de sangre periódicamente, evaluaron la incidencia a lo largo del tiempo del desarrollo de esta patología. El estudio mostró la presencia de anticuerpos oxidados contra la insulina en 21 de 23 niños que desarrollaron esta forma de diabetes. Los investigadores afirman que: "Este estudio demuestra que la inmunidad pancreática puede ser inducida por cambios oxidativos en la insulina y que esto puede ocurrir mucho antes del inicio clínico de la enfermedad, hasta 11 años".

El descubrimiento de este anticuerpo, entre otras cosas, también podría abrir interesantes perspectivas de investigación con la experimentación clínica de nuevos fármacos. El objetivo es retrasar el inicio de la enfermedad y, por lo tanto, evitar tomar insulina para los niños que sufren de diabetes tipo 1 .

Diabetes: qué es y cómo se trata

En pacientes con diabetes mellitus tipo 1, el páncreas no puede producir insulina, por lo que deben someterse a la terapia con insulina de por vida. Básicamente, la tarea de la insulina exógena [VIDEO], administrada a través de una inyección, es compensar esta deficiencia del organismo que no produce insulina de forma autónoma. Sin lugar a dudas, en los últimos años, la terapia de diabetes se ha vuelto mucho más fácil de seguir para los pacientes. Gracias a las nuevas terapias disponibles, los pacientes ahora tienen disponible una insulina fisiológica que es mucho más similar a lo que produce el cuerpo humano. Los pacientes diabéticos [VIDEO]pueden controlar los niveles de glucosa en sangre sin tener que renunciar a sus hábitos, por lo que la enfermedad no afecta la calidad de sus vidas.