¿Una dieta antiinflamatoria juega un papel en la prevención del dolor? Es una estrategia digna y natural, considerando que el manejo del dolor ha engendrado una crisis de opiáceos, una de las peores crisis de Salud pública de nuestro tiempo.

La investigación, sin embargo, está arrojando luz lentamente sobre el dolor y el manejo del dolor. Un nuevo estudio de más de 400 pacientes del Departamento de Emergencia con dolor agudo en las extremidades descubrió que los pacientes no experimentaron diferencias significativas en el alivio del dolor con ibuprofeno y paracetamol (analgésicos de venta libre) o con tres combinaciones diferentes de opiáceos y paracetamol. La investigación plantea serias dudas sobre la eficacia de los opioides para el tratamiento del dolor.

Orientación sobre la dieta antiinflamatoria

Aunque la comida no es una solución rápida o un sustituto de la medicación prescrita, una dieta antiinflamatoria puede ser útil si experimenta dolor debido a una condición médica relacionada con la inflamación. Un estudio de 2016 apoyó los poderosos efectos de los alimentos sobre la inflamación. Los alimentos que contienen propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a reducir el dolor y los brotes asociados con enfermedades inflamatorias, como la artritis [VIDEO] , la enfermedad inflamatoria intestinal y la diabetes .

Los alimentos antiinflamatorios incluyen frutas y verduras, nueces y semillas, pescado graso y especias y hierbas frescas. Abordamos cada una de estas categorías, más los alimentos que es mejor que evitemos, en nuestra lista de cinco consejos para mantener una dieta antiinflamatoria.

Obtenga su dosis diaria de frutas y verduras

Las verduras de hojas verdes como la col rizada y las espinacas son ricas en vitamina K, que puede ayudar a reducir la inflamación. Las bayas y las cerezas ayudan a respaldar su sistema inmunológico y contienen antioxidantes llamados antocianinas que tienen efectos antiinflamatorios. Los frijoles también están llenos de antioxidantes y otras sustancias antiinflamatorias. El USDA recomienda que llene la mitad de su plato con frutas y verduras con cada comida y merienda.

Ten hierbas y especias a mano

Agregue antioxidantes y sabor fresco a sus alimentos al mismo tiempo. La cúrcuma contiene una sustancia valiosa llamada curcumina. Con fuertes efectos antiinflamatorios, este fuerte antioxidante se ha utilizado en la India durante miles de años como hierba especiada y medicinal. El ajo también ofrece beneficios antioxidantes y antiinflamatorios.

Agrega pescado a tu plato

Los pescados grasos de agua fría (lo mejor es silvestre) como el salmón, el arenque y las sardinas contienen una buena fuente de ácidos grasos omega-3 [VIDEO] , que funcionan como un combatiente de la inflamación.

Disfruta de estos alimentos aproximadamente dos veces por semana.

Manténgase alejado de estos alimentos

Evite los alimentos que son muy dulces, muy procesados ​​o fritos (¡vuelva a pensar esas donas!). Para hacer esto, pase más tiempo cocinando su propia comida sin azúcar agregada y usando muy poco aceite.

  • La carne alta en grasa no es un placer. Las carnes pueden contener grandes cantidades de grasas saturadas no deseadas, que pueden provocar inflamación y muchos otros problemas de salud.
  • Retiro de dulce. Además de una gran cantidad de problemas, el azúcar hace que el cuerpo libere mensajeros inflamatorios llamados citoquinas. Manténgase alejado de bebidas gaseosas, jugos, productos horneados envasados ​​y otras golosinas dulces que contienen azúcar agregada.
  • Olvídate de las comidas fritas. Cuando su balance de omega-6s y omega-3 en su cuerpo está apagado, la inflamación se establece. Para evitar este desequilibrio, limite la cantidad de alimentos fritos que consume. Intente cocinar al vapor, asar, asar a la parrilla, hervir y, en su lugar, cocinar lentamente sus alimentos.
  • Mezcle todas las grasas trans . La investigación ha demostrado que las grasas trans provocan inflamación sistémica y dolor. La mayoría de las grasas trans se crean mediante un proceso industrial que agrega hidrógeno al aceite vegetal, lo que hace que el aceite se solidifique a temperatura ambiente. Este aceite "parcialmente hidrogenado" brinda a los alimentos procesados ​​una mayor vida útil. Se encuentra en productos horneados, alimentos envasados, crema, margarina y muchos otros alimentos envasados. Si un alimento contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans en una porción, la etiqueta del alimento puede decir legalmente "0" gramos de grasas trans. Para estar realmente informado, debes leer las listas de ingredientes. Cualquier cantidad es insegura para comer, así que evite esta grasa por completo.