El gel

Desde que apareció en nuestra sociedad el virus de la influenza A, mejor conocido como H1-N1, en México surgió el gran negocio del gel antibacterial, el cual nos pedían que utilizáramos para evitar el contagio de las demás personas.

Después de saludar a alguien de mano, de andar en un transporte público o antes de ir a comer, el uso de este gel se ha hecho una práctica común hasta nuestros días.

Sin embargo, el día de hoy el mito de este limpiador de manos se ha destruido.

En conferencia de prensa de los doctores Raúl Romero y Javier Sánchez, especialistas en el área de infecciones del Hospital general de México, han declarado que el uso de este famoso gel, no contribuye al control ni eliminación de los virus y bacterias que se presentan en los microorganismos ya que la concentración de alcohol en este producto es muy baja.

Adicionalmente han comentado que ni siquiera el alcohol puro puede erradicar a estos virus y protegernos de alguna infección [VIDEO] fuerte como son las diarreas o influenza.

Lo más recomendable, según estos especialistas, es el correcto lavado de manos con agua y jabón ya sea después de ir al baño, así como antes de ir a comer.

Bien vale la pena prevenir para evitar enfermedades [VIDEO] que pongan en riesgo nuestra vida.