En los Estados Unidos, el anticuerpo anti-IL-6 tocilizumab acaba de recibir la aprobación de la FDA para el tratamiento de la arteritis de células gigantes (ACG). Aunque esta es la sexta indicación terapéutica para este anticuerpo, este es el primer fármaco aprobado para el tratamiento de esta enfermedad. El ACG es una forma de vasculitis (inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos) causada por un estrechamiento de la luz vascular que impide el flujo sanguíneo regular.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

Principalmente están involucrados los grandes vasos que se originan en el arco aórtico, en particular las derivaciones extracraneales de las arterias carótidas, como las arterias temporales, por esta razón a menudo esta patología se llama artritis temporal. Hasta ahora no había medicamentos específicos para esta enfermedad.

El primer medicamento llega después del estudio GiACTA

Tocilizumab es el único antirreceptor de interleucina 6 (IL-6) aprobado por fármacos biológicos, disponible tanto en formulaciones intravenosas (IV) como subcutáneas. En un clínico de fase 3, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, placebo realizado en 251 pacientes en 76 centros en 14 países diferentes, se evaluó la eficacia y seguridad de tocilizumab, como nuevo tratamiento con fármacos contra potencial arteritis de células gigantes (ACG), administrada junto con esteroides. El estudio mostró que después de 52 semanas, si el anticuerpo se administraba una vez por semana, la remisión era del 53.1% de los casos, mientras que alcanzaba el 56% en el grupo de administración de dos semanas.

Tocilizumab, nombre comercial tocilizumab, es un producto Hoffman Roche, ya se aprobó por primera vez en 2010 para el tratamiento de la artritis reumatoide, hasta ahora ha recibido la aprobación por otras cinco direcciones, incluyendo el severamente activa de la artritis reumatoide, la artritis idiopática juvenil y poliarticular juvenil, y con esto son seis.

Para la terapia con ACG, han pasado 50 años desde que se introdujo el último tratamiento con medicamentos. El tocilizumab, formulado para ser administrado por vía subcutánea, representa un hito para las personas con ACG, una enfermedad debilitante, y sus médicos.

El medicamento puede causar infecciones y se debe usar con precaución en pacientes con problemas gastrointestinales. Actualmente, en otro ensayo clínico de Fase 3, se evalúa la eficacia del tocilizumab en pacientes con esclerosis sistémica o esclerodermia. Ya en junio de 2015, la FDA otorgó a tocilizumab la designación de terapia innovadora para el tratamiento de esta enfermedad.

Arteritis de células gigantes, una enfermedad autoinmune

El ACG es una inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos (vasculitis), un trastorno bastante frecuente que afecta a personas mayores de 50 años, con una edad promedio de alrededor de 70 años. La incidencia es de aproximadamente 200 sujetos cada 100 mil, con una frecuencia doble en el sexo femenino.

Normalmente, la inflamación afecta los vasos del arco aórtico y sus ramas principales, el sistema carotídeo y las arterias temporales y craneales. La pared vascular se vuelve más gruesa hasta causar un estrechamiento concéntrico de la luz vascular, hasta la oclusión.

La enfermedad se manifiesta con varios síntomas como dolor de cabeza , dolor de mandíbula, tricodinia (problemas del cuero cabelludo), blefaroptosis y alteraciones visuales (visión doble o visión borrosa). Por esta razón, es difícil de diagnosticar, puede requerir una biopsia de la arteria temporal, ultrasonografía [VIDEO], imágenes de resonancia magnética (IRM) y exploración PET con F18. En general, VES y la proteína C-reactiva son muy altas. Pero un diagnóstico temprano es importante porque si se descuida, el ACG puede inducir ceguera, aneurisma aórtico y accidente cerebrovascular. Hasta ahora, el único tratamiento farmacológico disponible se basó en corticosteroides [VIDEO](cortisona) y fármacos inmunosupresores (p. Ej., Metotrexato o azatioprina). [VIDEO]