Una buena noche de sueño que dura al menos 7-8 horas por noche es la base de un estilo de vida saludable, puede contribuir al mantenimiento de un estado óptimo de Salud y bienestar en general. Se calcula que más de 9 millones de italianos sufren de insomnio y las causas pueden ser los más dispares: físico o psicológico estrés, diversas enfermedades y trastornos que requieren intervenciones médicas, tales como la apnea del sueño, depresión, dolor en las articulaciones, síndrome de piernas inquietas, reflujo gastroesofágico, problemas relacionados con la edad simple o en la menopausia para mujeres. Los episodios de insomnio pueden ser transitorios y estar vinculados a un período de "no", al consumo en las horas de la tarde de sustancias excitantes como el café o la cronicidad, que también menoscaban gravemente la calidad de vida de los afectados.

La falta crónica de sueño se refleja en la productividad laboral, en las relaciones sociales y en el peso corporal (a menudo para compensar las caídas de energía, uso excesivo o abuso de excitadores), agregando nuevos factores de riesgo que predisponen a las enfermedades cardiovasculares y la diabetes .

Los 6 errores que debes evitar para combatir el insomnio

Excluyendo las patologías y los trastornos que requieren intervención médica, a continuación, se enumeran los 6 errores más comunes que se deben evitar para combatir el insomnio y garantizar un sueño reparador.

Evitar:

  • Quedarse en la cama:si no podemos dormir, es inútil darse la vuelta y darse la vuelta en la cama. Después de 15-20 minutos aumentan la ansiedad y la frustración, mucho mejor levantarse y realizar una actividad relajante. Lea un libro (papel, no en un dispositivo, las luces azules de las tabletas y los teléfonos inteligentes no duermen), haga ejercicios de respiración, relajación muscular progresiva, medite o escuche música relajante. Vuelve a la cama solo cuando te sientas preparado para dormir;
  • Fumar:sería apropiado parar, pero el cigarrillo antes de ir a dormir es realmente un mal hábito. Según un estudio publicado en 2014 en el FASEB Journal, la nicotina es un estimulante que influye en el ciclo circadiano de los pulmones y el cerebro. Por lo tanto, es capaz de alterar nuestra cognición, causando trastornos del estado de ánimo, depresión y ansiedad. Por no mencionar el riesgo de quedarse dormido con el cigarrillo encendido en la mano ...;
  • Encienda el televisor o un dispositivo:ver programas de televisión hasta altas horas de la noche, consultar el correo electrónico o las notificaciones de Facebook (la tentación es fuerte), responder a un mensaje, son actividades demasiado estimulantes cuando estamos tratando de conciliar el sueño. Como ya se mencionó, la luz azul emitida por smarthphone o tableta perturba el sueño. Según algunos estudios, inhibe la liberación de melatonina, la hormona secretada por el cerebro responsable de mantener el ritmo circadiano [VIDEO];
  • Coma un bocadillo:incluso el bocadillo de medianoche debe evitarse cuidadosamente. Irse a la cama con un estómago demasiado lleno altera el ritmo circadiano [VIDEO], especialmente si introducimos alimentos picantes o cafeína (incluido el chocolate) o alcohol (este último inicialmente te hará dormir rápidamente, ¡pero igual de rápido te despertarás!). También es cierto que irse a la cama sin cenar sigue siendo una mala idea. Si estamos realmente hambrientos, un yogur con algunos cereales, un puñado de nueces y tal vez una buena taza de manzanilla, flor de la pasión, tilo, espino y otras hierbas relajantes nos ayudarán a dormir. De acuerdo con una investigación de la Universidad Estatal de Luisiana [VIDEO], para beber jugo de cereza en la mañana al despertar, nos ayudaría a combatir el insomnio;
  • Ve al baño:obviamente, si la naturaleza te llama no puedes evitarlo, pero es mejor hacerlo encendiendo las habitaciones lo menos posible para no interrumpir el ritmo circadiano. Si entonces el problema es bastante frecuente, es mejor contactar a un especialista, podría tratarse de un trastorno relacionado con la próstata;
  • Suplementos de melatonina: sí, según los expertos, solo debes usar ocasionalmente, por ejemplo, para adaptarte a una nueva zona horaria y, en cualquier caso, no antes de acostarte (este no es el momento en que nuestro cuerpo lo produce), sino unas horas primero para garantizar su efectividad. Para ayudar a nuestro cuerpo a producir melatonina, exponernos al sol, abrir las cortinas, dar un paseo (¡con gran beneficio para nuestro estado de ánimo y por qué no, en nuestra línea!).