Se ha hecho un nuevo descubrimiento sensacional en el campo de la medicina y más precisamente en el oncológico: los expertos habrían desarrollado una nueva prueba de sangre capaz de encontrar la ubicación exacta de un tumor , así como revelar su presencia. El examen fue diseñado por un equipo de investigadores de la Universidad de California-San Diego, en los Estados Unidos. Hasta ahora, las " biopsias líquidas " se han usado para detectar rastros de ADN de células cancerosas en la sangre de pacientes [VIDEO]que están enfermos, pero sin indicación de su ubicación.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Salud

El desarrollo de una neoplasia significa que entra en competencia con las células normales [VIDEO], tanto para alimentarse como para vivir, por lo que se ve obligado a matarlas.

Las células muertas liberan rastros de su ADN

específico en la sangre: los investigadores, volviendo de este ADN al tejido del que provienen, han logrado identificar el lugar donde reside el cáncer.

Zhang Kun, el autor principal del estudio, dice que hizo el descubrimiento importante por pura casualidad ya que estaba trabajando con el método habitual [VIDEO]de biopsia líquida y buscando únicamente signos de la presencia de células cancerosas. Durante la investigación, sin embargo, también identificó señales de otras células, integrando lo que podría determinar tanto la presencia del tumor como el lugar donde nació. La nueva prueba eliminará el diagnóstico basado en la biopsia tradicional, que implica la extirpación quirúrgica del tejido.

Biopsia líquida

Antes de este sensacional descubrimiento, la " biopsia líquida " proporcionó una ayuda considerable para la investigación de células cancerígenas.

De hecho, la prueba consiste en un muestreo de sangre venosa en el que se realizan análisis moleculares cuando no se analiza el tejido tumoral.

El último tipo de biopsia líquida se llama Sced (Detección temprana de cáncer sólido). La prueba permite la detección temprana de más de 100 tipos de cáncer y analiza más de 50 genes y 2800 mutaciones conocidas. El examen, gracias solo a una muestra de sangre periférica, realiza el mapeo y el monitoreo de las mutaciones genéticas que están involucradas en los tumores sólidos. Significa que la plataforma puede monitorear mutaciones genéticas a lo largo del tiempo con respecto al "ADN original", que son las que conducen al desarrollo de un tumor. El cribado es fácil y repetible y tampoco es invasivo. El personal que lo desarrolló, conectado a la Universidad de Roma Torvergata, es la Bioscience Genomics.