Dentro del mundo Kardashian todo es posible, esta vez le tocó el turno a la maquilladora profesional Joyce Bonelli, quien fue despedida por Kim Kardashian, luego de una relación de servicios profesionales de Belleza con la empresaria y modelo norteamericana. Bonelli ayudó a Kim durante más de una década a lucir un rostro impecable en la mayoría de las apariciones públicas de esta estrella televisiva.

El motivo de este despido estaría vinculado con un conflicto de intereses comerciales, debido al lanzamiento de parte de Bonelli de una línea de maquillaje, llamada ‘Joyce Bonelli Cosmétiques’, que podría competir con los proyectos empresariales que desarrollan también en esta área Kim y su hermana menor Kylie Jenner.

El apoyo a Kim de parte del resto de las hermanas del clan Kardashian no se ha hecho esperar y esta decisión ha sido el motivo, por el cual todas han dejado de seguir a Bonelli en las redes sociales y se ha bloqueado la comunicación digital, que mantenían con la maquilladora profesional. Miles de situaciones, escenas, estilos de maquillajes, así como ideas creativas de colores y productos han dejado de compartir las hijas de Kris Jenner con Bonelli, aun cuando los negocios de líneas de maquillaje que Kylie y Kim desarrollan arrojan resultados altamente exitosos. Fuentes cercanas a estas estrellas estadounidenses aseguran que éxito no solo de debe a la calidad de sus productos, sino también a la forma de promocionarlos entre sus millones de seguidores en todo el mundo.

Kim y su adiós

Aunque la reacción de las hermanas Kardashian ante el despido de Bonelli, al parecer no ha sido la más adecuada, debido al largo tiempo que duró la relación entre Kim y la maquilladora, Bonelli no ha dejado de seguir a las estrellas Kardashians [VIDEO] y envió felicitaciones por su cumpleaños a Kholé, el pasado 27 de junio.

Vídeos destacados del día

En el mensaje se leía que “siempre estaría con ella”.

La empresaria y personaje público del mundo de los reality show, Kim Kardashian vivió una situación similar cuando le correspondió despedir a su estilista Mónica Rose, lo cual ocurrió el año pasado. Al respecto, Kim declaró durante el programa americano con Andy Cohen “leí que se comentó que Rose se encargó de mi cambio de look cuando conocí a Kanye, lo cual no fue cierto, porque Kanye contrató un nuevo servicio y también documentamos el proceso”. También, la celebridad declaró que en este sentido “necesitaba un nuevo aire”.