La elegancia de la Reina Rania de Jordania siempre ha acaparado los titulares y en su viaje a Estados Unidos, del brazo de su esposo, el Rey Abdalá, no fue la excepción, solo que esta vez los buenos comentarios se dividieron, pues Melania Trump también hizo gala de su buen gusto, y aunque ambas mujeres vistieron de rosa pálido, cada una por su lado se robó los reflectores.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y su esposa, abrieron nuevamente las puertas de la Casa Blanca a los reyes para discutir asuntos de Estado, y mientras ellos tenían juntas privadas, Melania y Rania tomaron el té en la sala verde del ala Este de la residencia presidencial mientras intercambiaban ideas tras puertas cerradas.

Y tras la polémica desatada por la famosa chaqueta de la marca “Zara” que utilizó recientemente la Primera Dama de Estados Unidos que tenía en la espalda impresa la frase: "A mí no me importa, ¿ya ti?" y que hizo que muchos se sintieran ofendidos y agredidos, lo que sin duda fue tema de las revistas de sociales en este segundo encuentro con los reyes de Jordania, fue, además de la cordial relación que existe entre ellas, la elegancia compartida, tal y como sucedió la primera vez que se vieron, el pasado mes de abril.

Melania Trump y Rania de Jordania, espectaculares de rosa

Melania no falló a su gusto por los vestidos de corte midi acinturado, de Proenza Schouler con valor de 3,950 dólares, y zapatillas del mismo tono de Manolo Blahnik logrando un look digno de una primera dama, mientras que Rania optó por una blusa color hueso bastante sobria de cuello redondo y mangas largas metida en sus pantalones palazzo de cintura alta con una cinta de satén a modo de cinturón, de Adeam, una firma que se ha convertido en una de sus favoritas.

Vídeos destacados del día

CLa Reina complementó su look con un coqueto bolso de asas también en rosa.

Ambas fashionistas optaron por tonos rosa pálido para el soleado y veraniego día que había en Washington D.C., usando tonos de rubor complementarios que las hicieron lucir paralelamente espectaculares.

Días antes antes, Melania Trump, se había reunido con la Reina Letizia

El martes pasado, Melania, de 48 años, tomó un té con la Reina Letizia de España en el salón rojo de la Casa Blanca mientras sus maridos se reunían en la Oficina Oval.

Las dos mujeres fueron un punto brillante en un lluvioso día de Washington D.C. con la Reina destacando con un vestido de color rosa brillante de Michael Kors con accesorios en color rosa, mientras que la primera dama llevaba un vestido de Valentino en color oliva y blanco. Ambas mujeres llevaban sus tacones de aguja.