El sistema comercial de las compañías fabricantes de productos cosméticos considera a la mujer como una posibilidad de consumo, por este motivo estas organizaciones desarrollan un modelo comercial adaptado a las necesidades femeninas. Este modelo se ajusta a elementos como la imagen, la belleza, las relaciones, los sentimientos, la forma de ser, de vestirse, de viajar e inclusive de amarse a sí misma.

Este sistema de producción, promoción, venta y consumo de productos y servicios dirigidos a satisfacer las necesidades de la mujer, evoluciona en los países desarrollados y se divulga, cada día con más rapidez, hacia naciones del Tercer Mundo, sin embargo, en estos países el poder adquisitivo es mucho más bajo.

La expansión del modelo de consumo femenino a nivel internacional convierte al sector de productos cosméticos [VIDEO] en un mercado regido por las leyes de consumo, la mujer parece ser llamada a “modernizarse continuamente”, a partir de la invitación permanente a “ir de compras”.

Adriana Santa Cruz y Viviana Erazo, en su libro “Compropolitan” describen el orden transnacional y el modelo femenino, a través de un estudio realizado a las revistas femeninas en América Latina. En sus páginas, las autoras afirman que el sistema comercial femenino de los países desarrollados es una convocatoria poco positiva para la sociedad. Proponen, además que la mujer latinoamericana debe ser igual a tantas mujeres de muchos otros lugares del mundo, “que sea parte de un cosmos donde las diferencias sociales y las contradicciones políticas se desdibujan”.

Productos de belleza en todas partes

Así como las mujeres se esmeran en adquirir productos para lucir bellas y atractivas, también se interesan en ingerir alimentos saludables. La Salud es un estado creativo y positivo del cuerpo físico, mental, espiritual y afectivo. El estado de armonía psicológica se activa por medio del medio ambiente y otros factores como la familia, el empleo estable, las amistades y una economía individual próspera.

Productos dietéticos para ellas

Por su parte, El Dr. Keshava Bhat, autor del libro “El Herbolario Tropical”, explica en sus páginas que la alimentación es un punto vulnerable y estratégico para la humanidad. En este sentido, cobra especial interés la alimentación femenina, debido a particularidades relacionadas con el desarrollo reproductivo de la mujer, los embarazos y la menopausia.

Bhat señala también que la disponibilidad de alimentos, los variados ingredientes, el modo de prepararlos, su consumo y los horarios de las comidas son factores importantes para la salud. La ingestión de platillos sanos asegura el suministro de los nutrientes que el cuerpo humano [VIDEO] necesita para obtener energía y realizar, en forma armónica, sus funciones vitales. Las mujeres deben ingerir una dieta balanceada, para prevenir la aparición de enfermedades y tener adecuados ciclos hormonales que aseguren su bienestar.