El corazón es el órgano que constituye una pieza vital para el funcionamiento del organismo, es simplemente un músculo, cuyo rendimiento se puede mejorar a través de la realización de actividades deportivas, que beneficiarán la Salud en general. Es un músculo con forma hueca y sus cuatro cavidades, dos aurículas y dos ventrículos, le permiten tener el funcionamiento similar al de una bomba.

El corazón es una bomba que recibe la sangre proveniente de todo el organismo, la devuelve a los pulmones por medio de la circulación menor, la recibe nuevamente una vez oxigenada y luego la reenvía a todo el cuerpo, mediante el proceso circulatorio.

Anuncios

En las ciudades modernas, la vida agitada, una deficiente alimentación con comida chatarra, el estrés, el consumo de cigarrillos y licor en exceso pueden perjudicar el funcionamiento del corazón y, por ende, del sistema de circulación sanguínea.

El sistema de funcionamiento del corazón es bastante complejo, el bombeo de sangre al cuerpo humano se realiza en un lapso de 70 veces por minuto, estando en reposo y hasta unas 200 veces aproximadamente, a raíz de algún gran esfuerzo o bajo alguna emoción.

La frecuencia del pulso en los niños es mucho mayor y varía en sentido inverso a la edad, llegando a alcanzar unas 120 pulsaciones por minuto, en el recién nacido.

El ritmo del corazón y la vida humana

El musculo cardíaco, también conocido con el nombre de miocardio, está rodeado de una envoltura, el pericardio y funciona según un ciclo preciso. Las paredes musculares de las aurículas se contraen primero, expulsando a los ventrículos la sangre que contienen interiormente. Posteriormente, se contraen los ventrículos, el izquierdo expulsa sangre hacia la aorta, mientras el ventrículo derecho lo hace hacia las arterias pulmonares.

Anuncios

El corazón necesita sangre para llevar a sus células la glucosa y el oxígeno, función que realiza por medio de los vasos coronarios, los cuales recorren el miocardio, haciendo un gran esfuerzo, porque las necesidades del corazón son las más importantes del cuerpo humano, después de las del cerebro.

La obstrucción parcial o completa de las arterias coronarias, provoca el dolor por la muerte de las células musculares, la angina de pecho o el infarto. Por este motivo, los médicos cardiólogos recomiendan a los pacientes tener una dieta sana, libre de alimentos grasos o en todo caso consumir comidas grasas con moderación, debido a la capacidad que tiene este tipo de menús con alto contenido graso de tapar las arterias coronarias y, por ende, dificultar el normal funcionamiento del corazón.