La aparición de enfermedades infecciosas afecta, de forma permanente o durante determinados períodos, a cualquier región y son comunes en países con pobreza crítica, especialmente en las naciones con bajos niveles de cuidados médicos sanitarios, donde los Gobiernos no desarrollan plantes estatales para ayudar a la población a prevenir la aparición de epidemias, que en muchos casos, pueden ser mortales.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados, entre las naciones con mayores niveles de pobreza crítica se encuentran Malawi, Mozambique, Guinea, Eritrea, Níger, Liberia, El Congo, Haití y Burundi. En estos países los ciudadanos no reciben alimentación adecuada, que les permita nutrirse bien para crecer sanos y no existen centros hospitalarios dotados de insumos médicos para atender a los pacientes, ni planes de vacunación para prevenir la aparición de enfermedades endémicas, como el cólera, fiebre amarilla, chagas, dengue, filariasis, malaria y tuberculosis.

Planes de vacunación previenen enfermedades endémicas

La ONU advierte sobre la exigencia de la vacunación obligatoria, la lucha contra la contaminación ambiental, el consumo de alcohol y tabaco para evitar la aparición y el diagnóstico precoz de patologías.

Cuando en el siglo XVIII, en médico inglés Edward Jenner, realizó la primera vacunación de la historia revolucionó al mundo de la ciencia. El científico descubrió que la inoculación de la viruela de la vaca protege contra la viruela humana y, en ese momento, ignoraba que estaba sentando las bases de la forma más eficaz para la prevención de enfermedades: la vacunación.

En los países desarrollados y en vías de desarrollo, los programas de vacunación se aplican en las comunidades para proteger contra la aparición de la difteria, el tétanos, la tuberculosis, la poliomielitis, el sarampión, la rubeóla, la hepatitis viral B, la fiebre amarilla, las gripes y las paperas.

Insuficiencia alimentaria afecta salud en países pobres

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, FAO, señala que la insuficiencia alimenticia promueve la aparición de enfermedades en las naciones pobres, con el consecuente aumento de los índices de desnutrición, debido al limitado acceso a comidas como la carne, el pollo, el pescado y la leche de vaca, entre otros nutrientes vitales.

Según la ONU, la ausencia de medicinas igualmente deteriora la capacidad médica de ayudar a los pacientes a mejorar sus condiciones de Salud, especialmente aquellas que son difíciles de sanar, como la difteria o la tuberculosis o imposibles de tratar cuando se han iniciado, como el tétanos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más