El insomnio y las dificultades relacionadas con el sueño se han convertido en un mal universal y desde la década de los años 30 se ha comprobado que perturba la existencia de varias decenas de millones de personas en el planeta. En la agitada vida urbana es común la existencia de insomnio, debido a factores como el estrés, una deficiente alimentación o falta de ejercicio físico.

Algunos estudios científicos revelan que el insomnio puntual o crónico tiene consecuencias negativas sobre el funcionamiento normal del organismo, también puede ser síntoma de desórdenes psíquicos o somáticos.

Anuncios
Anuncios

En muchas sociedades la falta de sueño es tan corriente que puede pasar inadvertido, debido a costumbres sociales como asistir a fiestas o eventos hasta altas horas de la noche frecuentemente o a compromisos laborales nocturnos, lo cual no deja de perjudicar de alguna forma la Salud.

La aparición del insomnio

El insomnio común se presenta bajo varias formas corrientes, entre ellas: la imposibilidad de quedarse dormido, el carácter liviano e irregular del sueño, la frecuencia del despertar y la imposibilidad de volverse a dormir después de las 4 ó las 5 de la mañana.

Anuncios

Muchos médicos especialistas ayudan a los pacientes a tratar el insomnio analizando previamente sus causas y una vez detectadas recomiendan a los pacientes tratamientos farmacológicos o naturales.

Especialistas consideran que el insomnio puede corresponder a antecedentes objetivos, como cuando proviene de una afección somática. El sueño puede ser subjetivo cuando los pacientes aprecian mal la necesidad del sueño y su duración real.

La recomendación médica es dormir ocho horas durante las noches y para los pacientes que sufren de insomnio se aconseja evitar las siestas durante el día, además de practicar algún tipo de ejercicio físico o deporte.

Insomnio en el adulto

En las personas adultas el insomnio puede ser mucho más complejo. En estos casos intervienen factores como los mecanismos específicos del sueño, el estado general del durmiente, el ambiente sociocultural, las condiciones de vida, el trabajo y la alimentación, entre otros.

No se debe confundir al insomne con aquella persona que solo necesita un poco de sueño. En los casos severos, es recomendable asistir a una consulta médica y seguir las recomendaciones de los doctores para aprender a tratarlo. Muchas veces esta dolencias de la salud reduce la energía y afecta el estado de ánimo de los pacientes, además del desempeño laboral o académico y la calidad de vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más