La talasoterapia se destaca dentro de las formas de medicina natural por la utilización del agua del mar para sanar enfermedades, por sus valiosas propiedades terapéuticas, además de ser rica en sales minerales y oligoelementos. En los países occidentales se utiliza la talasoterapia para tratar diferentes enfermedades, como esguinces, distensiones, desgarramientos y para combatir la resistencia a las agresiones microbianas.

La talasoterapia utiliza todos los componentes del mar con fines terapéuticos, es decir, el agua del océano, las algas marinas, el lodo marino y el clima.

Anuncios
Anuncios

Sus tratamientos son aplicados por personal especializado y sus terapias se consideran muy útiles en el campo de la medicina alternativa. Debido a sus excelentes resultados, la medicina clásica y la talasoterapia pueden lograr una fructífera complementariedad.

Investigaciones antiguas de la talasoterapia

El término talasoterapia proviene del griego, thalasa, mar, que significa el uso del agua del mar. Cuatroscientos años antes de Jesucristo, Hipócrates enseñaba a sus discípulos las virtudes y beneficios del agua del mar en la Salud humana.

Talasoterapia, el mar como fuente de salud. - oximesa.es
Talasoterapia, el mar como fuente de salud. - oximesa.es

A finales del siglo XVII un médico inglés publicó una tesis sobre las bondades de la talasoterapia, mientras el investigador francés René Quinton comenzó a estudiar científicamente en el siglo XIX las propiedades del agua de mar.

Durante sus investigaciones Quinton sacó a la conclusión de que el medio vital era muy similar al medio marino y verificó esta teoría en un estudio con perros, en los cuales reemplazó el plasma sanguíneo por agua de mar y los canes lograron sobrevivir sin ningún daño.

Anuncios

Aún existe un medicamento comercializado con el nombre de plasma de Quinton, que no es más que agua de mar y que tuvo una época gloriosa antes de la aparición de los antibióticos, específicamente para tratar la gastroenteritis en los lactantes.

La utilidad de la talasoterapia

La talasoterapia utiliza los baños como parte fundamental de sus terapias, los cuales pueden enriquecerse con lodo o algas, por sus suplementos ricos en elementos minerales.

Otros baños se llaman “hirvientes”, porque desde el fondo de la bañera se escapa un gas, el cual brinda un efecto sedativo y calmante en los pacientes. Los baños con masajes submarinos alcanzan las capas subcutáneas de la piel, en las cuales se han acumulado toxinas y aportan beneficios significativos. Muchos especialistas los recomiendan por su eficacia contra las contracciones musculares.

Los baños en piscinas favorecen la reeducación, gracias a una mayor movilidad de las articulaciones sumergidas en agua de mar.

Anuncios

Mientras muchos doctores recomiendan la ducha a chorro, la cual es tónica cuando la presión del agua es muy fuerte.

Investigaciones científicas señalan que la talasoterapia es útil para combatir los estados depresivos y algunas dolencias otorrinolaringológicas, tales como la amigdalitis, el asma y la bronquitis. Otros de los beneficios son su eficacia para disminuir la celulitis o el abuso del tabaco, infecciones y trastornos pre y post menopáusicos.

Anuncios

Haz clic para leer más y mira el vídeo